1. Este sitio usa cookies. Para continuar usando este sitio, se debe aceptar nuestro uso de cookies. Más información.
  2. Invitado, ¿no puedes iniciar conversaciones privadas? ¿Tu buzón está lleno? Prueba a "abandonar charlas" para liberar espacio de tu buzón .
    Descartar aviso

Aborto de ruta

Tema en 'Zona Norte' iniciado por Vander, 20 Jul 2006.

  1. Vander

    Vander Novato

    Registrado:
    15 Jun 2006
    Mensajes:
    24
    Me Gusta recibidos:
    0
    Ayer por la tarde me dispongo a dar una vuelta por las rutas que normalmente frecuento, por Pinos Altos, Arances, y a pista paralela a la Gasolinera del Águila.

    Al final de la ruta, casi enfrente de la Lloba, tomo un desvío nuevo, por el que alguna vez me había llevado un amiguete, camino de Pillarno, giro de nuevo a la izquierda, cruzando bajo un viaducto que no conocía...

    Al principio la ruta estaba muy bien marcada, y como seguía dirección hacia Pulide, seguí con toda confianza.

    Según iban pasando los metros, con una cuesta de bastante desnivel, el camino se iba casi perdiendo entre los helechos y la maleza. Pensando en que ese camino debia de estar bastante tiempo sin transitar, pero que sin embargo tendría salida en la cumbre de la loma, seguí el trazado, pero ya con la bici desmontada y "a rastras" entre las zarzas.

    Una vez arriba, el camino tenía bastantes bifurcaciones, pero bastante tapadas por la maleza.

    Entre los árboles, y en la vaguada siguiente, podía ver el canal que bajaba hasta Pillarno. En esta ocasión, sin camino, y bajando por un pequeño barranco, con la bici casi dando vueltas, me planté a los pies del canal, pero sin camino ni salida posible. Seguí la faldeando por la vaguada, entre toda la maleza, buscando algún punto de salida, ya con las piernas arañadas, y la bici enredada en la maleza.

    Nada de nada...

    Cuando me dispongo a volver por mis propios pasos, no soy capaz de conseguir volver por donde había vuelto, a causa de las vueltas que había dado y la inquietud que ya me estaba pesando...

    La vuelta tenía que hacerla buscando los huecos entre al maleza, con una pendiente bestial para subirla con la bici a pulso y entre las zarzas...

    Casi al final de la subida, las fuerzas me fallaban, y la noche se me estaba cayendo encima. Por un momento pensé en dejar allí la bici y volver a la pista principal. Al final opté por tomaármelo con calma, y llamar a casa para explicar en qué punto de la pista me había perdido y se acercaran a recogerme.

    De vuelta en la cresta de la loma, volvía a encontrar camino, pero calculo yo, unos doscientos metros más a la derecha de donde había empezado a bajar.

    Al terminar el camino, encontré una casa al lado de una pista de tierra 4x4, marcada por unas flechas, que supongo de alguna ruta hacia pulide. Otro pequeño repecho, y aparezco por detrás de la nave de Pasek, casi de noche, con el cuerpo lleno de arañazos, y la bici llena de zarzas...

    Ya sin ganas de hacer "rutas nocturnas" para volver, y cansadísimo, llamo otra vez para indicarles donde estoy y me vuelvo a casa entre broncas y risas acerca de mi "patochada".

    Qué facil es perderse, y que ****** que te pase en medio del monte. Y eso que estaba al lado de casa!

    La próxima vez, antes de hacer rutas desconocidas en solitario, me lo pensaré dos veces.

    PD: Aunque llevaba GPS, éste no recibía entre los árboles... (qué gracia..)

    Saludos
     
  2. buru

    buru Miembro

    Registrado:
    17 Jun 2004
    Mensajes:
    299
    Me Gusta recibidos:
    0
    Ubicación:
    Últimamente en el síllón de casa o en el parque.
    Menuda "aventura" casera. Menos mal que no ha pasado nada.
    De todas formas, a todos los que nos gusta de verdad el mtb, nos hemos metido en algun lio similiar. Consueltate que no eres el unico, ni lo seras.
     
  3. diañu

    diañu entre caleyas

    Registrado:
    10 Abr 2006
    Mensajes:
    110
    Me Gusta recibidos:
    0
    Ubicación:
    la villa del adelantado
    Algo parecido viví en una ocasión, pero en moto; bajé por un camino de barro con mucha pendiente y era de noche, el camino se cerraba y cuando quise dar la vuelta , las ruedas que llevaba no traccionaban, y a pulso era imposible. Que hice?, paré la moto, me quite el casco y mientras descansaba cuerpo y mente, decidí abrir camino hacia abajo despacín, pues la intución me decía que a pocos metros se cruzaba el camino que había tomado anteriormente. Tuve suerte y salí victorioso de la situación, aunque hubo un instante que pensé dejar la moto allí.

    ahora si salgo solo, intento ir por sitios conocidos.
    Viva la aventura!
     

Compartir esta página