1. Este sitio usa cookies. Para continuar usando este sitio, se debe aceptar nuestro uso de cookies. Más información.
  2. Invitado, ¿no puedes iniciar conversaciones privadas? ¿Tu buzón está lleno? Prueba a "abandonar charlas" para liberar espacio de tu buzón .
    Descartar aviso

la transpi 2007 superladrillo 1a parte

Tema en 'Zona Levantina' iniciado por ceci-lio, 15 Ago 2007.

  1. ceci-lio

    ceci-lio Miembro activo

    Registrado:
    6 Nov 2004
    Mensajes:
    2.765
    Me Gusta recibidos:
    15
    Ubicación:
    altet alicante
    El club CCLV.es, luis valtueña ha organizado durante 10 dìas la transpirenaica 07 para hacer la mitad de la trans, LLansà-Pont de suer
    esta es la crònica dìa a dìa y algunas de las fotos,,,
    TP 0. Crónica etapa 0

    Muy buenas,
    pues aquí me encuentro, tan aburrido que no se lo que hago ni lo que ..., pero voy a relataros la etapa 0 que me ha tocado, y todo, por no saber jugar a los chinos.
    Juanjo, Julian y yo habíamos organizado una recogida como si de paquetes se tratara (con permiso de nuestros paquetes oficiales) , puntualmente aparecieron en casa y muy amablemente me cedieron el sitio junto al conductor para ellos ocupar la zona de carga, sin luz, sin asientos y encima sujetando las bicis y las maletas. Ahora ya saben como se sienten los los que nos visitan de extranjis en barcos. camiones, etc. y eso que solo fueron 20 minutos.

    Llegamos a las 10:00 como estaba previsto a la sede de Samorcar, empresa de alquiler de "fregonetas" y comienza el show para ver como *****... vamos a meter tanta maleta (porque eso de un bolso por persona, mentira cochina) , tanta bici y tantas ruedas, pero después de algún titubeo inicial, aquello parece que va tomando cuerpo y ¡¡¡ milagro !!!, cabe todo y casi sobra sitio. Ahora nos toca pedir públicas disculpas a JuanAn por haber dudado de su palabra.

    Al las 11:00 con JuanAn al volante, iniciamos el viaje y después de algunos relevos, Rafa, Alberto y JuanRa que lo hace tan bien que le dejamos que nos lleve hasta el hotel, y después de algunos atascos a partir de Barcelona, solventados con maestría por piloto y copilotos, llegamos a casi las 22:00 a Llansa. Pero también hubo sus cosillas durante el viaje, aquí el que suscribe, en Calatayud mientras nos apretábamos un plato combinado, me atraganto con una miguilla de pan, el aire que se niega a entrar en los pulmones, y rápidamente hago señas a JuanAn que me coge por detrás y ¡zas! apretón en el esófago y solucionado (gracias JuanAn). Esto ya me había ocurrido en otra ocasión y no me asusté mucho, pero a juzgar por lo que vi en los allí presentes, la camisa no les llegaba al cuerpo.

    Ya en el hotel, sin sacar nada de la "frego", pasamos directamente al comedor, porque de no haber sido por la celebración de un cumpleaños, nos hubiéramos quedado sin la cena del hotel. Y ya en los postres, nos jugamos a los chinos quién iba a ser el chófer para la primera etapa, y ya veis el resultado. Aquí estoy bajando las maletas a los niños, comprándoles el bocata y las cervecitas, en fin colmo si fuera su mami, muy "diver", pero ya les espero, ya.

    Cuando acabamos la cena, sacamos todos los trastos de la "frego" y los subimos a las habitaciones, se nos ocurre que estaría bien coger las bicis y acercarnos al puerto a tomar una cervecita antes de ir a la cama a dormir. Dicho y hecho.

    Vuelta a eso de las 0:30 y a dormir que a las 8:00 hay que estar en el comedor para desayunar, vestidos de romana, menos yo que tengo que hacer los recaditos y guiar la frego hasta un punto intermedio del recorrido para dar de comer a mis niños.

    Seguiremos informando
    .-.-.-.-.-.....-.-.-.-.-.-..-.-.-.-.-.
    Buenas tardes,

    El primer día, nos levantamos todos un poco nerviosos, y después del desayuno nos dirigimos primero al ‘mar’ (es decir el puerto deportivo de Llanca) para hacer las fotos de rigor. A fin de cuentas, la ruta es de mar a mar y hacen falta pruebas.

    Después de las fotos nos ponemos en marcha de verdad, salimos de Llanca y enseguida cogimos la primera subida, que al final resulta ser la más larga del día. De todos modos, el primer día todavía no cogemos altura y es más bien del tipo rompepiernas. Al principio todo campo abierto y todavía seco, por pistas anchas.
    En la larga subida tendremos el primer problema técnico: hay un ruidito en la bici de Rafa. Resulta que ha montado un neumático tan ancho, que el desviador roza con el neumático. Ajuste, y resuelto.

    Reagrupamos arriba y bajada hacia un bonito valle. Ya todo se va poniendo más verde. Debajo de todo, bonita ermita y más fotos. La zona por donde pasamos luego no es muy complicada. Pistas anchas de piedrecitas, y se alternan bosques con zonas abiertas con plantaciones de vid, estamos en la zona del Penedés.

    En un momento dado nos encontramos con 6 hombres que siguen el mismo camino con bicis rígidas y alforjas. Son mallorquines y parece que las alforjas no les molestan demasiado, porque van fuertes. Les veremos muchas más veces.
    La bajada hacia Darnius es la primera bajada digamos que seria.. Es pista ancha, pero con mucha arena suelta y mucha curva y tiene su punto. Y ahí, en Darnius, en una bonita plazoleta, es donde nos espera Ángel con la furgoneta cargada con cervezas, pan, embutidos y jamón. Nos ponemos morados de bocatas, y mientras comemos nos pasan los Mallorquines. Luego nos cuesta volver a arrancar después de una comida tan copiosa.

    Bajamos hacia el pantano de Boadella por carretera, y adelantamos a los mallorquines, que luego nos adelantan porque ha pinchado Juanjo. Les volveremos a ver en el camping donde dormimos, y debe de ser que han reservado antes o tienen más dinero, porque ellos duermen en unas casitas bonitas mientras nosotros nos amontonamos literalmente en unas caravanas caducadas.
    Por la noche cena en una bonita terraza en el bonito pueblo Sant Llorenc de la Muga. Cena copiosa, como serán todas las cenas de la semana. Y aunque Rafa dice que en una transpirenaica uno no se puede meter tantas calorías como uno gasta, el resto va a intentar mostrar que sí. Juanjo y Juan Ramón se ligan a las camareras y el resto les cede amistosamente parte su cama en la caravana, pero parece que vence el cansancio del primer día.

    Realizado por HANS.
    .-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
    Hola, amigos.

    Ahí va el ladrillo de la 2ª etapa de la Transpirenaica: Albanyá – Camprodón.

    Tocan diana a las 7:30, que es la hora en que los transpirenaicos de bien se levantan para comenzar sus quehaceres. Hemos dormido en un camping, por suerte es la única etapa en que lo haremos. De todas formas, la diosa fortuna no se ha portado igual con nosotros: Ángel y Alberto han dormido en un bungalow como dos señores; Hans, Juanjo y Rafa han compartido una especie jaula con nichos; Juan Antonio, Julián y yo hemos compartido otra jaula similar. Yo concretamente, después de intentar sin éxito adaptarme a mi nicho, decidí echar el colchón al suelo y finalmente pude dormir como un campeón, perturbado únicamente por los ronquidos de Julián.

    Comenzamos a rodar ya cerca de las 9 horas, Hans se quedó en tierra, le había tocado ser el furgonetero del día. Hay que decir que aquí el juego de los chinos lo decide casi todo: si te toca la furgoneta, si toca la jaula, etc.

    En fin, que comenzamos la primera subida del día (unos 800 metros de desnivel) con el objetivo de alcanzar el Collado de Basegoda. Vamos poco a poco dejando abajo Albanyá, que está a sólo 200 metros de altitud, el paisaje empieza a ser ya pirenaico y las cuestas también…..

    Y en esas estábamos, pedaleando cuesta arriba, cuando después de haber subido ya unos 600 metros y estar plenamente metidos en la montaña nos topamos de narices con un especie de granja en la que habían colocado tres mesas, tres sombrillas y una docena de sillas debajo de un letrero que decía bar. Ni cortos ni perezosos, nos sentamos, salió una señora que nos trajo lo que le pedimos: cafés unos, Coca Colas otros y cervecitas el resto. Porque han de saber vuesas mercedes que en la Transpirenaica no todo es sufrir cuesta arriba y gozar cuesta abajo, hay también tiempo suficiente para estas placenteras paraditas, aquí el ritmo no es como en las sábados, aquí se lleva el ritmo transpirenaico.

    Después de coronar el Collado de Basegoda comenzamos la bajada penetrando en el desfiladero de la comarca de la Garrotxas, una especie de parque natural con senderistas por doquier.

    En torno al km 30, después de un tramo de sube y bajas, llegamos al punto previsto para encontrarnos con Hans y su furgoneta, nos hacemos unos bocatas con la chacina que nos trajo, nos bebimos unas cervecitas, y vuelta a subir, estábamos nuevamente a 300 metros y había que llegar a Camprodón (950 m), nos quedaban en torno a otros 30 km.

    Esta tarde, con unos 50 km a la espalda, nos pilló nuestra primera tormenta transpirenaica, por suerte apenas nos mojamos, nos refugiamos unos minutos en unos árboles y rápido pasó sobre nuestras cabezas.

    Seguimos la marcha con todo el suelo bien mojado, la tormenta que nos había medio respetado lo había dejado todo empapado.

    Ya faltando unos 5 km para llegar, la mala suerte se ceba conmigo rompiendo un radio de mi bici y provocando el consiguiente cabreo.

    Llegamos finalmente a Camprodón en torno a las 17:30 con unos 2.030 metros de desnivel a nuestras espaldas. Nos encontramos el pueblo lleno de charcos, había llovido allí con ganas y nosotros nos habíamos librado por los pelos.

    El hotel, situado en el centro, resultó bastante incómodo para descargar equipaje y aparcar las bicicletas, no había lugar para reparar la rueda, ni para colgar la colada. Dormimos bastante apiñados en habitaciones de 3, 3 y 2 camas, había ropa colgada por cualquier lugar de las habitaciones, era el segundo día de Transpi y había que lavar ya sí o sí.

    En vista del panorama, decidí presentarme voluntario como furgonetero para el día siguiente y de ese modo tener tiempo suficiente para arreglar la rueda.

    Pero eso ya es parte de la etapa siguiente.

    Por JuanRa.
    .-.-.-.-.-.-
    transpi 3
    Bueno amigos, aquí estoy en la terraza del hotelito que nos buscó Juanra para
    dormir esta cuarta noche mirando la puesta del sol y recuperándonos de estos
    tres maravillosos días.

    Os cuento. Habíamos quedado en desayunar a las 8.15 para salir de Campodron a las 9.30, tras limpiar y engrasar las monturas después de la lluvia de ayer.
    Arrancamos cruzando el pueblo, foto de rigor frente al puente románico
    característico. El día estaba frío y con algo de viento, cielo azul y 37
    kilómetros con 1.300 m. de desnivel por delante. Como la ruta iba a ser corta,
    Juanra se queda con la fregoneta pues tenía que arreglar el radio roto de ayer y lo previsto era llegar al hotel y ya comer allí, por lo que el avituallamiento
    de medio día de otras rutas no era necesaria.
    Salimos de Camprodón con dirección a La Roca y por esa misma carretera se llega a Valter 2000, la estación de esquí de Pirineos más al Este, que yo conocía por haber estado con mi hija cuando era pequeña en un Campeonato de España. No , no subimos a Valter 200, aunque mañana sí subiremos a La Molina, pues enseguida torcemos a izquierdas y comienza la laaaaarga subida de 800 metros de desnivel que tras llegar al Coll Verda, nos cambiaría de valle adentrándonos cada vez más en la grandiosidad de los Pirineos. La subida es larga y en ocasiones muy empinada, obligándonos a todos a poner plato pequeño y piñón grande. Cuando ya estamos casi en la parte final de la ascensión, oímos un ruido de un motor, nos damos la vuelta y qué es, un Panda con un matrimonio de Andorra que estaban recorriendo la zona. Hay que indicar que le Panda era 4 x 4.
    En la Coll Verda,encontramos un viento infernal(frío) y un esqueleto de una vaca con toda la piel intacta. No me acerco pues el olor era insoportable. Me dice Alberto que ellos sí se pararon e inmortalizaron la escena con fotografía. Comienza ahora la laaaarga bajada con pendientes del 20 % y con constantes saltos transversales para desviar el agua en los días de tormenta, pero esos saltos, no son pecata minuta, te obligan a frenar para no salir despedido. David hubiera disfrutado de lo lindo aquí. Tras la larga bajada, nos toca subir otra vez para después bajar a Riba. Nos despegamos Rafa, seguido de un servidor y Angel, que nos lanzamos a tumba abierta como si de un GP se tratara, curvas de 180 grados con enormes trazadas y en un momento dado, Rafa se para y nos dice, nos hemos pasado, maldición, tenemos que desandar lo andado, miramos el plano, miramos el GPS y vemos un camino que nos puede llevar al track correcto. El resto del equipo no llega, por lo que pensamos que habían seguido el track previsto, craso error que
    luego descubriremos. Subimos unos 300 metros por la carretera y enseguida
    cogemos el desvío y tras una breve subida enlazamos con el track.
    Aquí nos encontramos con un personaje de Barcelona con el que hemos coincido el primer día que quiere hacer la transpì él sólo y con alforjas. Se le ha roto el cassete y se ha quedado girando libremente, por lo que no puede seguir la ruta, preguntamos si ha visto al resto del grupo y para nuestro asombro, nos dice que no, cunde el pánico, Rafa tiene móvil, pero no los números de los demás, por lo que llamamos a Juanra para que haga de enlace y está fuera de cobertura, bueno, decidimos seguir adelante y pensar que el Ribes no encontraríamos, seguimos bajando y cuando llegamos nos encontramos con la grata sorpresa de que allí estaban, nos habían visto seguir por la carretera cuando nos equivocamos del desvío y tras deliberar, decidieron continuar por la carretera abandonando el track, con la mala suerte que al volvernos nosotros, no nos cruzamos y cada uno había ido por su lado. Tras tomar las medidas necesarias para intentar que esto no vuelva a suceder, cruzamos el pueblo, todo por dirección prohibida, ante las
    narices de un Mosso y llegamos a la plaza del pueblo , donde nos obsequiamos con un avituallamiento de cervezas con limón y Julián una Coca Cola. Después de recuperar fuerzas, seguimos por dirección prohibida para acabar de cruzar Ribes y aquí enlazamos unos tres kilómetros de Carretera Nacional con bastante tráfico.
    Es la Carretera que sube al Collado de Tossas, un puerto de 22 kilómetros que hice este año en abril con la bici de carretera, pero que nosotros enseguida íbamos a abandonar, para coger un camino que nos llevaría a
    nuestro hotel. Comenzamos el camino y enseguida comienza a empinarse, es nuestro sino, que si esto es más fuerte que la subida a la Bola, que si Mataelpino es una ******, que el Nevero es una mariconada, ya veis comentarios al uso, pero realmente llevando ya tres días en las piernas, los subidas empiezan a notarse, no en balde desde que hemos llegado aquí, tenemos la sensación de no haber dejado de ascender, Hans me había dicho al principio de la mañana que me veía flojo, él había descansado ayer, y he aprovechado cada subida posible para demostrarle que todavía me queda cuerda, pero esto ya lo veremos dentro de cinco días que son los que todavía nos quedan por estar altas tierras de montaña.

    Llegamos al hotelito y no salimos de nuestro asombro, lugar paradisíaco rodeado de montañas, nos han dado todas las habitaciones con vistas al valle, algo que detectamos nada más llegar, pues Juanra, ya había tendido toda nuestra ropa de la colada de ayer y parecía una corrala con los calcetines, culottes, maillotes,calzoncillos, etc colgados de los balcones.

    Necesitábamos esto, pues ya llevamos tres días y hay que lavar la ropa utilizada y hoy era el día perfecto para secarla, pues hacía viento y sol. Ducha, y comida, tres platos y postre, tertulia y luego siesta para recuperar, a continuación, mantenimiento de las monturas para dejarlas listas para mañana y a las 9.30 a cenar, luego la partida de chinos, para saber quién conduce mañana.
    Ya han quedado fuera tres, por lo que las posibilidades de que me toque van en aumento. Estoy poniendo velas negras para que la rozadura de Julián en el culo vaya a más y así le hago el favor de dejarle que conduzca por mi, pero el muy ******, me dice que va a aguantar hasta el final. Los demás, estamos en perfectas condiciones físicas y no creo que haya abandonos por este motivo, así que o es Julián por su rozadura o me veo conduciendo uno de estos días.

    Mañana más

    Juan Antonio, Transpi 2007
     

    Adjuntos:

  2. ceci-lio

    ceci-lio Miembro activo

    Registrado:
    6 Nov 2004
    Mensajes:
    2.765
    Me Gusta recibidos:
    15
    Ubicación:
    altet alicante
    Transpi07 Etapa 4

    Planoles - Baga - Martes 24 de Julio de 2007

    Autor Juanjo

    Bueno amigos, aquí estoy redactando el ladrillín de la 4 etapa, TP4 variante
    HP4, lo de TP4 es Transpirenaica Ruta 4, lo de HP 4 lo dejo a vuestra
    imaginación, pero sí, es eso que estáis pensando y en las siguientes líneas
    encontraréis la explicación.
    Antes de empezar con la descripción de la ruta, me gustaría empezar con una de las frases más célebres de esta aventura que estamos viviendo, 'QUE POCO FALTA PARA LA TRANSPI, QUE BIEN NOS LO VAMOS A PASAR'.
    Es el cuarto día y lo seguimos diciendo, y es muy probable que este dicho permanezca no solo hasta el final de estas 8 etapas, sino que en mas de una ruta del club lo vamos a escuchar, pero ya aludiendo a la siguiente parte el año que viene.
    Y es que no es por daros envidia, pero hemos alcanzado unas cotas tan altas de camaradería entre los 8 que estamos, que parecemos más que hermanos.
    Vamos a por los cerca de 6000-7000 mts. de desnivel acumulado y 225 Km.
    Y ahora entramos en harina y os cuento que salimos en ruta a las 9,30 del hostal de Planoles, Can Daldó, después de haber pasado una noche bastante confortable.
    Desayunamos a las 8, y con las bicis bien puestas a punto la tarde anterior, nos disponemos a meternos alrededor de 45 km. La altura máxima a alcanzar serán los 2.108 mts. Del Coll del Pall y el desnivel acumulado será de 1.350 mts.
    La tónica de las rutas aquí es 'subil valle, bajal valle, subil valle, y así'. Por
    el kilometraje se podría decir que era como una ruta del club, pero como diría
    Alejandro Sanz, 'No eeess lo mismooo'. Intentar describir con palabras los
    paisajes tan bellos que nos hemos encontrado, sería muy difícil para mí, así que cuando veáis las fotos, meteros en situación.
    Empieza el ascenso por carretera con no demasiado tráfico a esas horas como en la mayoría de las rutas, y es que, si alguna pega le podemos sacar a esta
    travesía, es que hay un poquillo más de carretera de lo deseable.
    Al rato de estar subiendo, pasada una estación de tren, vemos un túnel con un par de adornos de piedra en lo alto, simulando un templo hindú con las piedras recubiertas de verde vegetación. Con los gatillos de cámara dispuestos, inmortalizamos el túnel.
    La subida sigue larga y tendida hasta llegar a la collada de Toses a unos 13 Km. , donde después de pedir permiso al pastor release 2 pasamos y hacemos breve parada de barrita. Aquí aparecen vestigios de alguna transpirenaica anterior, como un trozo de cadena oxidado y una lente de gafas arañada, otra foto.
    Lo de pastor release 2 es porque aquí hay alambres electrificados por casi todos los sitios para evitar perdidas de ganado y se les llama pastor eléctrico, en contraposición al pastor release 1 que es el de 'toda' la vida.
    Continuamos por la cuerda con bellas vistas panorámicas, y entre foto y foto,
    empezamos a ver ya los apartamentos de la estación de La Molina, seguimos entre paradillas de tomar foto hasta llegar a Coll del Pass arriba del todo de la
    Molina.
    Allí nos encontramos con nuestros ya viejos conocidos amigos de 'Les Tortugues', un grupo de 6 ancianos como nosotros de Mallorca que tienen una web también ,que hacen los mismos recorridos, pernoctan en casi los mismos sitios, pero que van con alforjas. Como eran un poco más madrugadores, siempre salían antes, pero nosotros les recortábamos distancia, y en el punto más alto de las rutas los alcanzábamos y claro, las bajadas sin alforjas pues eran otra cosa.
    Desde lo alto de La Molina, todos nos regodeamos pensando que ya era todo
    bajada, y es aquí cuando entra en consideración la variante HP4 (la muy Hi.. de P... 4).
    Al principio una bajada trialera estupenda por una pista de esquí creo que la
    llaman Torrentera Negra o algo así, sin nieve claro, dado que es verano y con
    unos regueros atravesados que tienen las pistas por aquí que hacen un pelin
    peligrosa la trialera. Disfrute general de esta bajada.
    Pero la sorpresa estaba por venir. Cuando llegamos al fondo de la pista, miramos a un lado y a otro al final y vemos por la derecha más bajada y por la izquierda una pared de piedra de las de derribar con barrenas.
    Bueno pues van los 'GPSS', y nos indican que por aquí. Que para arriba, que hay que ir por esa pedrera llamada 'Torrentera no se que'.
    Con el buen humor que nos ha caracterizado hasta ahora, empezamos todos subidos en la bici, plato pequeño y piñón grande pensando que se acabaría pronto.
    A los pocos metros nos damos cuenta que ni se veía el final y que era dura,
    muuuuuy dura. Gracias a que vimos a Juanant bajarse de la bici, todos pensamos aliviados que teníamos una buena excusa para habérnosla hecho a pata casi entera.
    Tras sufrir como verdaderos ******..... es, llegamos al final de la pedrera
    hechos una ******. Paramos allí a repostar todo tipo de barritas, bollitos,
    etc.... y continuamos camino hacia la que ya sí, era la bajada de verdad. Un
    kilómetro por pista hasta alcanzar la carretera que tomamos hacia la izquierda y comenzamos la bajada de la Molina, ya en dirección Bagá.
    En lo alto, al parar un poco a reagrupar, un perrillo pastor catalán, intenta
    echarle una meadita al camelback de Rafa.
    Desde este punto empezamos a bajar por carretera, hasta que de repente 'ehhhhh,quietos que no es por ahíiiiiiiiii`. Juanra se pasa de un desvío que teníamos que tomar a la derecha por el GR10. Juanant baja a buscarle, pero Juanra se da cuenta enseguida y se da la vuelta.
    Tomamos este desvío y por pista trialera y divertida en bajada, llegamos a una
    fuente, en la que había unos obreros trabajando. Repostamos agua fresquita y
    continuamos bajando por la pista rápida como la mayoría de las de aquí con unos regueros transversales, que como te descuides sales volando por los aires.
    Al rato, enlazamos con la carretera de bajada, ahora sí, que nos llevaría hasta
    Bagá. Algunos alcanzamos los 73 Km./h.
    Allí en Bagá, Alberto nos espera con la furgo en el Hostal Can Batista, con
    piscina y todo, que luego algunos aprovecharíamos.
    Una duchita rápida, a por unas cervecitas y a comer a eso de las 3 de la tarde.
    Después unos ratos de charla en la piscina, baño, relax, y cada uno a su bola un par de horillas antes de la cena. Algunos nos vamos a pie al pueblo y hacemos unas compras, embutidos, fruta, crema 'pal' culito de alguno, y nos sentamos en una terraza. A los pocos minutos, vemos aparecer al resto en bici y nos sentamos todos juntos en la terraza del bar. Y es que ya no sabemos estar los unos sin los otros. Queremos estar todos juntos, beber cervecitas juntos, etc....
    Algo más tarde ya en la cena y casi como un ritual, Rafa nos hace el habitual
    'briefing' de la ruta, el cual se prepara a diario con un nivel de detalle
    increíble (¿que hubiéramos hecho sin estos supermapas y estos resúmenes de Rafa
    ¿ ) y estupefactos vemos que hemos hecho bajadas del 23 % y subidas del mismo porcentaje (las pistas torrenteras de la Molina). También le echamos un ojo a la etapa del día siguiente para calibrar la cena, porque chicos, que no se os olvide que hay que alimentarse bien para estas cosas, y nosotros sin duda que lo hemos hecho.
    A todo esto he de contaros, que disponemos de dos ordenadores, si dos. No ha habido grupo que haya hecho una Transpi, con nuestro nivel de preparación.
    Después de la cena, algunos nos damos una vueltilla por Bagá, y el resto a sus habitaciones a dormir y descansar para la etapa del día siguiente, la TP5.
    .-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
    Transpirenaica07 Etapa 5: Bagà - La Seu d'Urgell - miércoles 25 de julio de 2007

    Recordado y escrito por Rafa

    ESCASEZ fue la del desayuno que nos sirvieron en el hostal de Bagà: Una tostada pequeña y una magdalena ¡para unos esforzados ciclistas transpirenaicos que pensaban gastar 3500 kilocalorías en la ruta del día! Menos mal que en la furgo tenemos de todo y sacamos unos pasteles de manzana y de frutos secos para reforzar tan exigua colación.

    COMIDA prevista en Moli de Fornols en el Km 38 de la ruta. Lo propone Juan
    Antonio, nuestro furgonetero este miércoles, tras consultar la cartografía del
    día. Luego haremos una variante de la transpirenaica estandar que nos llevará a La Seu d'Urgell sin pisar la carretera nacional.

    LA RESIGNACION de hacer de simple furgonetero no esta presente en el espíritu de Juan Antonio, quien nos amenaza con subir con nosotros hasta la cumbre del día en el Km 18 tras 1.100 metros de ascensión.

    TEMOR es el sentimiento de los siete transpis del día por el riesgo de que no le
    de tiempo a Juan Antonio a subir, bajar, recoger el equipaje, cargarlo y
    llevarlo a Molí de Fornols por carretera dando un enorme rodeo. Aunque es una
    auténtica máquina encima de una bici, la posibilidad de quedarnos sin comida nos inquieta.

    ALIVIO: El es fuerte y pero también cabal. Decide iniciar el descenso después de coronar como un rayo el Coll de la Berna en el Km 12 tras 650 metros de
    ascensión. ¡Podremos comer!

    VISTAS IMPRESIONANTES de la Sierra del Cadí en la parte final de nuestra
    ascensión mientras cruzábamos prados de inmensos verdores llenos de vacas,
    caballos, toros... no siempre del todo amistosos con nosotros. Allí alcanzamos
    una vez más a esos increíbles mallorquines que hacen la transpirenaica con sus bicis rígidas y alforjas. ¡Qué tíos!

    POR FIN UNA TRIALERA por la que iniciamos un vertiginoso descenso con pendientes del 22%. ¡No todo van a ser pistas! Lo siento Juan Antonio, esta vez no pudo
    ser.

    BENDITA FUENTE en el pueblo llamado Tuixén. Vamos aprendiendo a amar las fuentes de los pueblos por las satisfacciones que nos brindan.

    FOTOGRAFO REPORTERO es en lo que se está convirtiendo Hans. Pero no se comunicó bien con nosotros y él plantado en el pueblo esperando a que pasáramos por un lejano camino para fotografiarnos, y nosotros en un bosquecillo cercano
    esperándole ¡Haaaans, cojo...nes, qué haces! gritaba Juanra.

    COMIDA en Molí de Fornols, como estaba previsto, con embutido de la tierra.
    Incluso Hans se come, creo que con gusto, a pesar de sus grandes recelos, una butifarra que le habíamos convencido que estaba repleta de lengua, oreja y casquería varia.

    CALOR, CALOR, CALOR el que hizo tras la comida subiendo por unas cuestas con poca vegetación rumbo a la Seu D'Urgell, siguiendo una variante a la ruta típica y con el objeto de evitarnos pasar por la carretera nacional varios kilómetros muy peligrosos.

    ENORME BAJADA con espléndidas vistas al valle de la Seu d'Urgell. Como era por asfalto llegamos a coger 77 Km/h

    JUAN ANTONIO, ya no sorprende, nos intercepta en la parte final de la bajada con su bici, y nos lleva derechos a la Seu a tomar cantidad de cerveza en una
    terraza situada en un frondoso paseo. Jugamos a los chinos quién se queda con la habitación mejor y vamos al hotel que está a pocos metros.

    CENA HOMENAJE en un restaurante recomendado por el cuñado andorrano de Juanra y ubicado en Alàs, cerca de la Seu. Todo estaba excelente y comimos más de lo habitual, cosa ya casi imposible. Aviso: todos lo hemos discutido y coincidimos
    en que la transpirenaica no va a resultar un buen método de adelgazamiento.

    ¡INCENDIO EN EL HOTEL! Pero eso ocurrió a las 1:30 del jueves y no me
    corresponde contarlo. Lo siento.

    .-.-.-.-.-.-.-.-..-.-.-.-..
    Etapa La Seu d´ Urgel - Llavorsí. (26 de julio, 6º día Transp.)
    Alberto Ortiz

    Son las 7:30 h de la mañana y suenan los móviles-despertadores. Al igual que
    todos los días a las 8:00 h en el comedor a desayunar, y a las 9:00 iniciar
    ruta. Mientras desayunamos como leones, una pregunta en el aire ¿es que no os enterasteis de lo que pasó anoche..?. Tanto Johanes Petrus como yo, respondemos
    ¿no que pasó?
    A las 01:30h en el hotel saltaron todas las alarmas de incendios
    del hotel, el pitido era ensordecedor, no sabíamos que pasaba y salimos todos al pasillo en gayumbos, una chica que dormía en habitación cercana en bragas, y así estuvimos media hora. Joé..., pues dormíamos con tapones en los oídos y no nos enteramos de nada. Sí, eso pasó, todos en el hotel revolucionados, buscando el incendio, al final, era un fallo en el sistema, menuda noche toledana pasamos...

    Por fin salimos de ruta, estábamos todos nerviositos con los acontecimientos
    nocturnos, tomamos una variante que nos evita 12 km de carretera, es una vía pecuaria de laboreo asfaltada en su primer tramo. En un punto, va Julián y
    rompe las hostilidades, se acerca a JuanAn y aprieta, el resultado es una marcha acelerada que no se parece en nada a lo que habíamos hecho hasta entonces, menos mal que después de 14 km y 300 m de altitud, volvemos al ritmo de travesía...
    Pero en esta ruta todo había cambiado respecto a días anteriores, de las verdes praderas pasamos a la aridez y a un sol de justicia, subíamos y subíamos, una cima y otra cima, el sol ajusticiaba y ajusticiaba.

    Estábamos en límites de resistencia, y en esto, veo una hermosa verde pradera, y sorpresa veo a JuanAn cabeza abajo haciendo las alabanzas mahometanas con casco incluido, y a Hans haciendo abluciones de los pies, no daba crédito a lo que veía, ¿Serían alucinaciones por el calor?, en estas estaba, cuando va Hans se levanta, se quita el maillot y culote, y en pelotas se pone a correr por la pradera. Juer con la Transpi, nos está machacando la sesera pienso. Dejo la bici y salgo también corriendo a la pradera a ver que esta ocurriendo. Resulta que había un arroyo claro, JuanAn se refrescaba y Hans se lavaba los pies y se disponía a darse bañito. Menos mal, no estaba alucinando.

    Seguimos subiendo colina, y llegamos a un refugio donde teníamos pensado comer,allí estaban nuestros amigos los mallorquines terminado de comer. Pedimos, pero no hay comida, sólo los restos del día, ¿pero habrá birras al menos?. Sí, hay birras, nos quedamos. Comimos una ensalada, pechugas de pollo al cava y birras claro.
    Y por primera vez hicimos un simulacro de siesta en unas praderas cercanas
    lo que sea decimos, Julián quedó frito en el momento. A distancia vemos pasar a dos chicas con mochilas -según ojo de halcón- que van por el camino que nosotros teníamos que tomar. Espantada general... pero cuando llegamos a su altura, ellas se habían convertido en dos maromos alemanes con un mochilón tremendo a la espalda. Hans habla con ellos, estaban perdidos y les da orientaciones.
    Comienza un descenso tremendo de unos 30 km por terreno descarnado hasta llegar a Llavorsí. Allí nos esperaba Juanjo el furgonetero con todo organizado, es decir, las birras. Hacemos recuento y falta uno, es Hans, llamada para
    localizarle. Se había quedado haciendo unas fotos, nos despistamos todos, y él tomó otro camino. Al final todo se resolvió bien.
    Hicimos 1.906 m de subida acumulada, unos 73 km de recorrido total, 38 de subida y 35 de bajada.
    Esto nos pasó, deciros que hasta el momento, todo va de maravilla, sale según lo previsto, y que nos hacemos unos maestros en birras, comida y chinos. Lo pasamos genial, y os echamos mucho en falta. Es más marcaremos un hito, porque en lugar de adelgazar -que sería lo lógico- estamos engordando. Es la antitranspi.
    .-.--.-.-.-.-.-.-.-.-
     
  3. ceci-lio

    ceci-lio Miembro activo

    Registrado:
    6 Nov 2004
    Mensajes:
    2.765
    Me Gusta recibidos:
    15
    Ubicación:
    altet alicante
  4. ceci-lio

    ceci-lio Miembro activo

    Registrado:
    6 Nov 2004
    Mensajes:
    2.765
    Me Gusta recibidos:
    15
    Ubicación:
    altet alicante
    Transpi-07 Etapa 7

    Llavorsí - Molins - viernes 27 de julio de 2007

    Por Ángel

    La 7, al igual que el resto de las etapas, comenzó realmente en la cena del día
    anterior con la preparación de la logística. Hay que saber dónde avituallar,
    cómo llegar, a qué hora, etc. y también, en que consistirá el avituallamiento,
    aunque en esto, dejamos al furgonetero que nos sorprenda.

    Pues en estas estábamos, cuando entre guiños, decimos a Julián que tiene que subir con la furgoneta al Cap de Campmaior que está a 2044 m. por pista y esperarnos allí con el avituallamiento. Durante un buen rato no se percató de la broma, y nos divertimos viendo la cara que ponía con nuestros comentarios del tipo, "no te preocupes Julián solo tienes tres pasos en la subida en los que la rueda trasera derecha quedará colgando al precipicio, pero ya sabes que nuestra furgo está preparada para pasar en tres ruedas". Finalmente acabamos con la broma y dejamos a Julian ya repuesto del susto para continuar con la cena.

    Como todos los días, a las 7:30 arriba, desayuno, preparación de las bicis,
    bajada de maletas y en esta ocasión preparación de bocatas para tomarlos en la parte alta del trayecto.

    La subida como viene siendo habitual comienza por carretera sin apenas trafico, que nos lleva a Arestui, aquí se acaba la carretera y comienza la pista que en subida tendida, tipo Morcuera, nos llevará hasta la primera parada del día, en la fuente del Bosc, donde repondremos fuerzas para enfrentarnos al resto de la subida que nos colocará después de unos 33 Km. de subida en la cota de los 2.280 m. y nos regalará unas vistas espectaculares.

    En el trayecto, decidimos desviarnos ligeramente de nuestra ruta para acercarnos a la Creu l'Eixol desde la que podremos contemplar las pistas de la estación Superespot. En este tramo que era subida empinada coincidimos con un grupo de ciclistas que la estaba haciendo andando cuando alguno de nosotros la hicieron en plato mediano. Para que veáis el nivel.

    Volvemos a nuestra ruta oficial y continuamos por pista con vistas increíbles,
    manteniendo la altitud. Como ya era hora de comer, buscábamos una zona adecuada para parar a zamparnos los bocatas. La encontramos en una curva del camino, junto a un riachuelo con bancos para sentarse y un poco oculta, una pequeña cascada que visitaríamos andando después de comer, sorteando a los caballos que pastaban tranquilamente junto al río.

    Una vez recuperadas las fuerzas continuamos por la pista casi horizontal,
    esperando llegar ya al inicio del descenso. Es esto, me suena el móvil. Es
    Julián que me dice que tiene problemas con el alojamiento que tenemos reservado.
    Es un cuchitril infecto, con literas y un baño asqueroso para todos. Viendo el
    estado del alojamiento había encontrado dos apartamentos en Molins, pero las
    maletas estaban ahora en el hotel. Le decimos que haga lo posible por
    recuperarlas, aunque sea pagando parte del precio acordado.

    Así queda la cosa, pensando que como no nos den las maletas vamos a tener líos, y continuamos un poco nerviosos a juzgar por cómo se incremento el ritmo en el último tramo de subida hasta Les Solanes. Desde aquí se podía ver el pueblo de Cabdella a nuestro pies, unos 1000 m más abajo.
    La bajada vertiginosa, los frenos al rojo y el pueblo que se resistía a
    acercarse a nosotros por más que bajábamos y bajábamos. Finalmente llegamos al pueblo y lo primero, llamada a Julián para ver cómo habían ido las gestiones. Ya nos indica Julián que ha conseguido despistar al dueño del hotel y a un par de matones que le ayudaban y poco a poco había podido sacar todas las maletas y salir zumbando hacia Molins, donde había encontrado dos magníficos apartamentos con piscina, mucho verde y entre pinos. Felicitaciones de todos a Julián por la excelente resolución del único problema serio que habíamos tenido hasta ahora.

    Cóctel rumba en el verde junto a la piscina, chinos para elegir habitación y
    cena en el comedor del complejo, en esta ocasión ya sin tanta pasta, visto que nos faltaba un día y aún teníamos reservas de sobra.

    Vamos a por la última. Ya os contará Julián.
    .-.-.-.-.-.-.-.-.-.-..-
    transpi8

    En el día de hoy nos movimos por alturas mas bajas que en etapas anteriores aunque no por ello la panorámica que disfrutamos fue menos espectacular.

    Salimos del Hotel camino de La Torre de Cadella y giramos a izquierdas para comenzar una subida por asfalto que no llevará por diversos pueblos bastante pequeños, la subida que no es especialmente dura, trascurre con una conversación sobre el deterioro en el medio ambiente que provocan los pedos de las vacas, al llegar a un pueblo llamado Guiro nos encontramos con bastantes Bikers que repostaban en una fuente, se notaba que era sábado y los aficionados locales realizaban su oportuna ruta. Al salir de Guiro comenzó un sendero de los que llamamos divertidos y que prometía mucho, en el primer paso de piedras me coloco detrás de Juanan el lo pasó y yo me la pego con el manillar en la rodilla el dolor fue bastante fuerte (aun tengo algo hinchada la rodilla), desde ese punto el terreno se puso muy complicado lo que nos llevo a realizar empugimbike durante al menos unos tres Km hasta prácticamente coronar nuestra primera dificultad montañosa El Col de Oli, comenzamos la bajada y el terreno se pone otra vez chungo mas empugimbike el comentario general es el de “se nos olvidaron las trialeras vemos una piedra y nos acojonamos”, en la bajada compro parcela sin consecuencias. Al comenzar nuestra segunda subida del Día a la mitad mas o menos en un pueblo llamado Sentis observo como la rueda de Juanan se tuerce a la derecha en dirección a dos sobrillas de la Estrella dorada en la que se encuentran tomando unas birritas ......
    quien sino LOS MALLORQUINES que los mamoncetes se las bebieron todas y no nos dejaron ninguna ante el desconsuelo de Juanra ( que en la subida iba haciendo el cabrero) y el resto de los que continuaban llegando, al menos alguno se consiguieron refrescar con una manguera que nos dejo una amable paisana, continuamos subidita hasta terminarla en Sant Quiri a 1500m, cogemos a toda pastilla y bajamos deprisita pues los mallorquines nos pisan los talones hasta un pueblo llamado Sas a partir de aquí comienza una subida bastante pestosa con piedras pequeñas sueltas, el calor comienza hacer estragos en el animo y el pedaleo se hace cada vez mas costoso, por suerte nos encontramos con una fuente llamada Font Planelles repostamos agua fresquita y sorpresa suena el teléfono de Juanra y quien es…… RAQUELLLL que alegría oírla nos animo y le daba mucha envidia seguramente nos encontró algo asilvestrados (en fin Raquel tantos días en la montaña embrutece), continuamos la subidita hasta Borda de Monge donde nos esperaba Juanan y justo unos metros antes de culminar nos cruzamos con otro ciclista nos liamos y Juanjo que estaba a mi derecha paga toda la confusión con la compra de una parcelilla la cual le produjo un corte en el codo ( lo siento Juanjo fue culpa mía), le limpiamos le herida y a continuar, justo cuando comenzamos a bajar nos reunimos con Rafa (el furgonetero del día) se ha chupado un desnivel de subida de 1300m para reunirse con nosotros, comenzamos todos juntos la bajada con desniveles en un punto del 22% hasta que en el Km 40 comenzó la ultima tediosa subida hasta Gotarta, que a poco de llegar al pueblo nos encontramos un tramo con cemento el cual nos acojona pues cuando hay cemento, chungo la cosa se empina mogollón, al llegar por fin a Gotarta nos encontramos Juanjo y yo al resto tirados en mitad de una calle repostando agua y evitando el sol de justicia que estaba cayendo, tras refrescarnos comenzamos la baja a Pont de Suert y a la entrada reagrupamos para la entrada triunfal a nuestra última etapa de la Traspi, llegamos al hotel y tomamos cervecitas y raciones en un bar que estaba al lado y por supuesto la oportuna partida chinos para sortear las habitaciones en esta ocasión todas eran bastante buenas.

    En fin esto se terminó por este año pero ya estamos pensando en hacer la segunda parte.
    Solo me queda decir QUE POCO QUEDA PARA LA TRASPI QUE BIEN NOS LO VAMOS A PASAR.
     
  5. ceci-lio

    ceci-lio Miembro activo

    Registrado:
    6 Nov 2004
    Mensajes:
    2.765
    Me Gusta recibidos:
    15
    Ubicación:
    altet alicante
    Los que quieran ver unas 500 fotos (494) de la transpi seleccionadas entre varios miles realizadas durante la travesìa,desde la carga de la furgo -neta hasta el final , pueden hacerlo en el enlace

    http://www.psicologiagestalt.es/index3.html
    saludos ceci
     

Compartir esta página