1. Este sitio usa cookies. Para continuar usando este sitio, se debe aceptar nuestro uso de cookies. Más información.
  2. Invitado, ¿no puedes iniciar conversaciones privadas? ¿Tu buzón está lleno? Prueba a "abandonar charlas" para liberar espacio de tu buzón .
    Descartar aviso

Marcha en la sagra (crónica sin fotos)

Tema en 'Rutas y Quedadas' iniciado por jarvikitel, 28 Jun 2004.

  1. jarvikitel

    jarvikitel Picapleitos de pacotilla

    Registrado:
    17 Jun 2004
    Mensajes:
    3.373
    Me Gusta recibidos:
    51
    Ubicación:
    Cerca de todos
    El Sabado estuvimos unos 80 mtb´s en Collados de la Sagra, para el que no lo sepa es un monte (unos 2300 metros) que existe en la provincia de Granada, junto a la Sierra del Segura y cerca de la provincia de Murcia, la montaña es muy conocida entre los senderistas porque tiene una bajada por una pedrera alucinante llamada el embudo. La ruta en mtb partía y regresaba desde un Hotel de montaña (Collados de la Sagra) muy recomendable y con buen restaurante de los de gourmet, se daba la vuelta entera a la montaña (34 kms.), zonas divertidas de bajada por pistas con roderas donde hay que ir con mil ojos, muchas curvas abiertas con apoyo y subidas por pista al límite de adherencia, y para terminar bajada a saco con alguna curva ciega que con la dobles ni os cuento y se termina por un sigletrack tambien muy rápido, se cruza 4 veces un riachuelo que se agradece, el agua baja limpia y como el hielo. Hizo calor a manta pero la mayoria del circuito discurre entre arbolado, pinos, eucaliptus y las secuoias más altas de Europa, la putada fue que hize fotos con una cámara digital que me costó 19.-€, pero no lleva tarjeta de memoria y las fotos se archivan haste que dura la pila, pero viene con una pila no alcalina, se gasto y adios fotos, pero la camara parece que va va, es de plástico pesa un peo, lo que pesa la pila, es como una caja de cerillas, no lleva flash, no lleva pantalla, la lente para ver es cutre, y tamaño de las fotos 352x288, pero vale 19 leuros, me falta probarla en el monte, ya os contaré.
     

Compartir esta página