1. Este sitio usa cookies. Para continuar usando este sitio, se debe aceptar nuestro uso de cookies. Más información.
  2. Invitado, ¿no puedes iniciar conversaciones privadas? ¿Tu buzón está lleno? Prueba a "abandonar charlas" para liberar espacio de tu buzón .
    Descartar aviso

Dedicado a la generación de los 80 (ladrillo industrial pero merece la pena)

Tema en 'OFF TOPIC' iniciado por [Free-Ski], 16 Oct 2005.

  1. [Free-Ski]

    [Free-Ski] Miembro activo

    Registrado:
    3 May 2005
    Mensajes:
    2.278
    Me Gusta recibidos:
    2
    El objeto de esta misiva es la de reivindicar a una generación,
    >>>>>la mía, la de todos aquellos que nacimos en los 80 (año arriba,
    >>>>>año abajo), la de los que estamos currando de algo que nuestros
    >>>>>padres ni podían soñar, la que vemos que el piso que compraron
    >>>>>nuestros padres ahora vale 20 o 30 veces más, la de los que
    >>>>>estaremos pagando nuestra vivienda hasta los 50 años.
    >>>>>Nosotros no estuvimos en la Guerra Civil, ni en mayo del 68, ni
    >>>>>corrimos delante de los grises, no votamos la Constitución y
    >>>>>nuestra memoria histórica comienza con las olimpiadas del 92.
    >>>>>Aunque no no nacimos en una dictadura, siempre hemos tenido una
    >>>>>conciencia democrática y la serie Cuéntame nos parece que es una
    >>>>>****** y que hace apología del franquismo.

    >>>>>Somos la última generación que hemos aprendido a jugar en la
    >>>>>calle a las chapas, la peonza, las canicas, la comba, la goma o
    >>>>>el rescate y, a la vez, somos la primera que hemos jugado a
    >>>>>videojuegos, hemos ido a parques de atracciones o visto dibujos
    >>>>>animados en color.

    >>>>>Los Reyes Magos no siempre nos traían lo que pedíamos, pero
    >>>>>oíamos (y seguimos oyendo) que lo hemos tenido todo, a pesar de
    >>>>>que los que vinieron después de nosotros sí lo tienen realmente
    >>>>>y nadie se lo dice.

    >>>>>Se nos ha etiquetado de generación X y tuvimos que tragarnos
    >>>>>bodrios como Historias del Kronen o Reality Bites, Melose place
    >>>>>o Sensación de vivir (te gustaron en su momento, vuélvelas a
    >>>>>ver, verás que chasco).

    >>>>>Lloramos con la muerte de Chanquete, con la **** madre de Marco
    >>>>>que no aparecía, con las putadas de la Señorita Rottenmayer;
    >>>>>nuestra primera canción del verano fue "Los Pajaritos"(1981).
    >>>>>Somos una generación que hemos visto a Maradona hacer campaña
    >>>>>contra la droga, que nos reímos de un anuncio que decía que si
    >>>>>el Madrid era otra vez campeón de Europa, que durante un tiempo
    >>>>>tuvimos al baloncesto como el primero de los deportes.
    >>>>>Hemos vestido vaqueros de campana, de pitillo, por debajo de la
    >>>>>rodilla, por encima del tobillo, otros que te los pisabas
    >>>>>literalmente y con la costura torcida; nuestro primer chándal
    >>>>>era azul marino con franjas blancas en la manga y nuestras
    >>>>>primeras zapatillas de marca las tuvimos pasados los 10 años.
    >>>>>Entramos al colegio cuando el 1 de noviembre era el día de Todos
    >>>>>los Santos y no Halloween, cuando todavía se podía repetir
    >>>>>curso, los ultimos en hacer bup y cou, los pioneros de la E.S.O.
    >>>>>Somos los primeros en incorporarnos a trabajar a través de una
    >>>>>ETT y los que no les cuesta un duro echarnos del curro.
    >>>>>
    >>>>>Nosotros hemos aprendido lo que era el terrorismo contando
    >>>>>chistes de Irene Villa, gritamos "OTAN no, bases fuera," sin
    >>>>>saber muy bien qué significaba y nos enteramos de golpe un 11 de
    >>>>>septiembre.
    >>>>>Aprendimos a programar el video antes que nadie, jugamos con el
    >>>>>twister, odiamos a Bill Gates, vimos a Perico Delgado anunciar
    >>>>>los primeros móviles y creímos que Internet sería un mundo
    >>>>>libre.
    >>>>>Somos la generación de Espinete, Don Pimpón y Chema, el panadero
    >>>>>farlopero. Los que recordamos a Enrique del Pozo cantando con
    >>>>>ana (abuelito dime tu...), fuimos al cine a ver las películas de
    >>>>>Parchís, y que durante años creímos que el de rojo (como quien
    >>>>>dice el de en medio de los Chichos ) era Enrique Búmbury. Los
    >>>>>que crecieron escuchando a Europe y a ese grupete de imitadores
    >>>>>que les salió, unos tal Bon Jovi. Los de los mundos de Yupi y
    >>>>>las pesetas rubias. Nos emocionamos con Superman, ET o En busca
    >>>>>del Arca Perdida.
    >>>>>Comiamos Phosquitos y los Tigretones eran lo mejor, aunque
    >>>>>aquello que empezaba (algo llamado Bollycao) no estaba del todo
    >>>>>mal.
    >>>>>Somos la generación de La Bola de Cristal (solo no puedes, con
    >>>>>amigos sí), “El coche fantastico”, “Oliver y Benjí”, “la abeja
    >>>>>maya”, Los Toreros Muertos, La Orquesta Mondragón, el Misissipi
    >>>>>de Pepe
    >>>>>Navarro con su inimitable Pepelu.
    >>>>>La generación de la quinta del buitre, de Hugo Sánchez, de
    >>>>>Biriukov, Del Corral, Corbalán, Romay y que nos traumatizamos
    >>>>>con las muertes de Fernando Martín y Petrovic (¿quién **** juega
    >>>>>hoy en el Madrid de baloncesto?).
    >>>>>
    >>>>>El 23F nos pareció un buen día porque no hubo clase y ponían
    >>>>>películas por la tele. La generacion que se cansó de la de ver
    >>>>>las mamachichos. La generación a la que le entra la risa floja
    >>>>>cada vez que tratan de vendernos que España es favorita para un
    >>>>>mundial. La última generacion que veia a su padre poner la baca
    >>>>>del coche hasta el culo de maletas para ir de vacaciones.
    >>>>>La última generación de las litronas y los porros, y qué ****,
    >>>>>la última generación cuerda que ha habido.
    >>>>>Este correo está dedicado a las personas que nacieron entre 1980
    >>>>>y 1990 La verdad es que no sé cómo hemos podido sobrevivir a
    >>>>>nuestra infancia!!!! Mirando atrás es difícil creer que estemos
    >>>>>vivos en la España de antes:
    >>>>>Nosotros viajábamos en coches sin cinturones de seguridad
    >>>>>traseros, sin sillitas especiales y sin air-bag, hacíamos viajes
    >>>>>de 10h con cinco personas en un 600 o en un Renault 4 y no
    >>>>>sufríamos el síndrome de la clase turista.
    >>>>>No tuvimos puertas con protecciones, armarios o frascos de
    >>>>>medicinas con tapa a prueba de niños. Andábamos en bicicleta sin
    >>>>>casco, ni protectores para rodillas ni codos. Los columpios eran
    >>>>>de metal y con esquinas en pico, y jugábamos a "lo que hace la
    >>>>>madre hacen los hijos", esto es a ver quien era el mas bestia.
    >>>>>Pasábamos horas construyendo nuestros vehículos" con trozos de
    >>>>>rodamientos para bajar por las cuestas y sólo entonces
    >>>>>descubríamos que nos habíamos olvidado de los frenos. Después de
    >>>>>chocar con algún árbol, aprendimos a resolver el problema.
    >>>>>Jugábamos a "bomba" y al pañuelo y nadie sufrió hernias ni
    >>>>>dislocaciones vertebrales. Salíamos de casa por la mañana,
    >>>>>jugábamos todo el día, y solo volvíamos cuando se encendían las
    >>>>>luces de la calle. Nadie podía localizarnos. Eso si nos
    >>>>>buscábamos maderas en los contenedores o donde fuera y hacíamos
    >>>>>una caseta para pasar alli el rato. No había móviles. Nos
    >>>>>rompíamos los huesos y los dientes y no había ninguna ley para
    >>>>>castigar a los culpables. Nos abríamos la cabeza jugando a
    >>>>>guerra de piedras y no pasaba nada, eran cosas de niños y se
    >>>>>curaban con mercromina (roja) y unos puntos y al día siguiente
    >>>>>todos contentos. La mitad de los compañeros de clase tenía la
    >>>>>barbilla rota o algún diente mellado, o alguna
    >>>>>pedrada en la cabeza... Tuvimos peleas y nos partíamos la cara
    >>>>>unos a otros y aprendimos a superarlo.
    >>>>>
    >>>>>
    >>>>>Íbamos a clase cargados de libros y cuadernos, todo metido en
    >>>>>una mochila que, rara vez, tenía refuerzo para los hombros y,
    >>>>>mucho menos, ruedas!!! Comíamos dulces y bebíamos refrescos,
    >>>>>pero no éramos obesos. Si acaso alguno era gordo y punto.
    >>>>>Estábamos siempre al aire libre, corriendo y jugando.
    >>>>>Compartimos botellas de refrescos y nadie se contagio de nada.
    >>>>>Sólo nos contagiábamos los piojos en el cole. Cosa que nuestras
    >>>>>madres arreglaban lavándonos la cabeza con vinagre caliente. No
    >>>>>tuvimos Playstations, Nintendo 64, vídeo juegos, 99 canales de
    >>>>>televisión, sonido surround, móviles, ordenadores e Internet,
    >>>>>pero nos lo pasábamos de lo lindo tirándonos globos llenos de
    >>>>>agua y arrastrandonos por los suelos destrozando la ropa.
    >>>>>
    >>>>>Nosotros si tuvimos amigos. Quedábamos con ellos y salíamos. O
    >>>>>ni siquiera quedábamos, salíamos a la calle y allí nos
    >>>>>encontrábamos y jugábamos a las chapas, a la peonza, a las
    >>>>>canicas, al rescate..., en fin tecnología punta. Íbamos en bici
    >>>>>o andando hasta su casa y llamábamos a la puerta. ¡Imagínense!,
    >>>>>sin pedir permiso a los padres, ¡nosotros solos, allá fuera, en
    >>>>>el mundo cruel! !Sin ningún responsable! ¿Cómo lo conseguimos?
    >>>>>
    >>>>>Hicimos juegos con palos, botellas y balones de fútbol
    >>>>>improvisados, y comimos pipas y, aunque nos dijeron que pasaría,
    >>>>>nunca nos crecieron en la tripa ni tuvieron que operarnos para
    >>>>>sacarlas. Bebíamos agua directamente del grifo de las fuentes de
    >>>>>los parques, agua sin embotellar, donde chupaban los perros!!!
    >>>>>Íbamos a cazar lagartijas y pájaros con la escopeta de
    >>>>>perdigones o con el tirawebos, antes de ser mayores de edad y
    >>>>>sin adultos, DIOS MÍO!! En los juegos de la escuela, no todos
    >>>>>participaban en los equipos. Los que no lo hacían, tuvieron que
    >>>>>aprender a lidiar con la decepción. Algunos estudiantes no eran
    >>>>>tan inteligentes como otros y repitieron curso. ¡Que horror, no
    >>>>>inventaban exámenes extra! Y ligábamos con las chicas
    >>>>>persiguiéndolas para tocarlas el culo y jugando a beso, verdad y
    >>>>>atrevimiento, no en un chat diciendo :) :D :p. Éramos
    >>>>>responsables de nuestras acciones y arreábamos con las
    >>>>>consecuencias. No había nadie para resolver eso. La idea de un
    >>>>>padre protegiéndonos, si trasgredíamos alguna ley, era
    >>>>>inadmisible, si acaso nos soltaban un guantazo o un zapatillazo
    >>>>>y te callabas.
    >>>>>Tuvimos libertad, fracaso, éxito y responsabilidad, y aprendimos
    >>>>>a crecer con todo ello. Tú eres uno de ellos?? ¡Enhorabuena!
    >>>>>Pasa esto a otros que tuvieron la suerte de crecer como niños,
    >>>>>antes de que todos estos niñatos que hay ahora que se creen algo
    >>>>>y no tienen respeto ni educación a nadie) destrocen el mundo en
    >>>>>el que vivimos.
    >>>>> Un saludo a todos! cuidaros y que os vaya bien!!
     
  2. [Free-Ski]

    [Free-Ski] Miembro activo

    Registrado:
    3 May 2005
    Mensajes:
    2.278
    Me Gusta recibidos:
    2
    :cry: :cry: Qué razón tiene


    Viva la generación de los 80.


    :unmonton :unmonton :unmonton
     
  3. GO!GO!GO!

    GO!GO!GO! Profesional del rally

    Registrado:
    14 Jul 2005
    Mensajes:
    64
    Me Gusta recibidos:
    0
    Ubicación:
    CARTAGENA
    la verdad es que es un pedazo de taco
    pero que razon llevas
    oooooooooooleeeeeee
     
  4. vito

    vito FMX Addict

    Registrado:
    4 Jul 2005
    Mensajes:
    4.969
    Me Gusta recibidos:
    1
    Ubicación:
    Molina de Aragón, Guadalajara
    si es un buen ladrillo, si....
     
  5. Pedro_Alhambra

    Pedro_Alhambra More human than human

    Registrado:
    1 Sep 2005
    Mensajes:
    899
    Me Gusta recibidos:
    9
    Ubicación:
    Madrid
    A este respecto (bueno, y a muchos más), está dedicado un libro de un filósofo y psicólogo americano llamado Ken Wilbert. En realidad la generación "X" es desde el 75 hasta el 82 aprox; los de después son la llamada generación "Y". Yo soy del 79, así que en teoría soy también un "X". El libro que habla de estos temas se llama "Boomeritis, un camino a la liberación", y es el libro más iluminador que me he leído en muchos años (y he de decir que he leído mucho mucho). Te cambia la forma de ver la vida porque te describe los piques, el narcisismo, el mundo de la actualidad. Según Wilbert las generaciones X e Y tendrán un papel decisivo en el mundo. En sus manos estará el que se hunda o alcance una nueva meta, un nuevo escalón evolutivo.

    Os dejo unos enlaces con reviews del libro para el que le interese:

    http://www.zendodigital.net/boomeritis.htm

    http://www.concienciasinfronteras.com/PAGINAS/CONCIENCIA/boomeritis.html

    Un saludo.
     
  6. Rapier

    Rapier Moderador Malote

    Registrado:
    15 Jun 2004
    Mensajes:
    6.782
    Me Gusta recibidos:
    4
    Ubicación:
    Marbella
    yo nací en el 78, pero me identifico totalmente con esto. Que nostalgia, cuando los niños éramos niños, y no una panta de chulos irrespetuosos, como pasa ahora con el 50% de los adolescentes.
     
  7. serch

    serch the member of the members

    Registrado:
    22 Jun 2004
    Mensajes:
    850
    Me Gusta recibidos:
    0
    Ubicación:
    Santander

    Rapìer, no estoy deacuerdo.

    Voostros respetabais a la gente xq cuando tenias 15 años e ibas donde uno de 25 a tocarle los webos, te soltaba un bofeton que te ponía " pa allá".
    Los jovenes de ahora tocan los ******* xq: "a, si me tocas te denuncio..."
     
  8. Pedro_Alhambra

    Pedro_Alhambra More human than human

    Registrado:
    1 Sep 2005
    Mensajes:
    899
    Me Gusta recibidos:
    9
    Ubicación:
    Madrid
    Hombre, no creo quela solución sea pegar a la gente. Os recomiendo el libro que os he dicho. En serio que os aclarará muchísimas dudas.


    Un saludo.
     
  9. [Free-Ski]

    [Free-Ski] Miembro activo

    Registrado:
    3 May 2005
    Mensajes:
    2.278
    Me Gusta recibidos:
    2
    Serch tienes razón. Me acuerdo cuando estaba en 4º de primaria jugando en el patio del colegio al fútbol, y venían los mayores y te ibas sin decir ni mú, ahora los chavales que tienen 6 años menos que tú te plantan cara y te insultan y te quedas con las ganas de darles una *****.
     
  10. PoPiKo

    PoPiKo 0>l!d0d

    Registrado:
    3 Mar 2005
    Mensajes:
    1.812
    Me Gusta recibidos:
    3
    Ubicación:
    España
    ***** q texto mas wapo, me ha gustao bastante y me a hecho recordar toda mi infancia dia a dia
     
  11. ipsion

    ipsion Miembro

    Registrado:
    4 Jul 2004
    Mensajes:
    343
    Me Gusta recibidos:
    3
    Ubicación:
    En la Costa del Sol rodeado de cemento
    La generación a la que le entra la risa floja
    >>>>>cada vez que tratan de vendernos que España es favorita para un
    >>>>>mundial

    Qué bueno es esto!! Lo estaba hablando con un colega el otro dia. Nací en el 77 y desde que tengo uso de razón, el primer mundial que recuerdo es Mexico´86, la selección es una completa decepción. ¡¡ He perdido mi juventud animando a unos perdedores!!
    Juro que el próximo mundial soy de Brasil.
     
  12. MaGGeR

    MaGGeR Salut!

    Registrado:
    2 May 2005
    Mensajes:
    1.225
    Me Gusta recibidos:
    231
    Amen! :aplauso4 Soy del '84 y este tema sale cada dos por tres con los colegas, totalmente cierto. Los niños de ahora han perdido el respeto por los mayores principalmente por que a los primeros que se lo pierden es a sus propios padres.
     
  13. â$!TXü

    â$!TXü El de las letras raras...

    Registrado:
    28 Jun 2004
    Mensajes:
    129
    Me Gusta recibidos:
    0
    Ubicación:
    Málaga (Málaga) ESPAÑA
    Yo soy del 88, y sí que me acuerdo de cosas... El país que heredarán mis hijos por la culpa de los niñatos de ahora...:crybaby :crybaby :crybaby
     
  14. [Free-Ski]

    [Free-Ski] Miembro activo

    Registrado:
    3 May 2005
    Mensajes:
    2.278
    Me Gusta recibidos:
    2
    Eso pienso yo de vez en cuando, vaya país nos espera, ¿quién nos pagará la jubilación?
     
  15. Salem

    Salem Quién da la vez?

    Registrado:
    3 Jul 2004
    Mensajes:
    1.507
    Me Gusta recibidos:
    14
    Ubicación:
    Donde el manicomio
    Strava:
    Ufff... esto me recuerda al tipico latiguillo "Antes no eramos así".
    Lo malo que cada vez me siento más identificado con "Cuentame" y lo peor es que soy del 78! Que recuerdos... y del '92... genial! Ese verano no lo cambio.
     
  16. Pedro_Alhambra

    Pedro_Alhambra More human than human

    Registrado:
    1 Sep 2005
    Mensajes:
    899
    Me Gusta recibidos:
    9
    Ubicación:
    Madrid
    Según el libro que os digo, "Boomeritis" de Ken Wilbert, son los de la generación X los que tienen que poner las bases del futuro. Por lo visto no avanzamos, es más, estamos llendo hacia atrás, debido a que los que manejan el mundo son "boomers". Os dejo el principio del libro, la introducción, para los que estéis interesados en éste tipo de cosas. advierto que todo lo que cuenta es pura filosofía y ciencia en formato de novela:


    Destino_Omega@MundoFuturo.org

    Soy el hijo no deseado de dos padres profundamente confundidos, uno del que me averguenzo y el otro que se averguenza de mí. Hace tiempo que no nos hablamos, razón por la cual todos estamos muy agradecidos (aunque, de vez en cuando, esa situación nos incomode). A mis padres no les gusta el mundo que les ha tocado vivir y quieren transformarlo -lo más rápidamente posible- en otro más acorde con sus particulares inclinaciones. Es por ello que mi madre quiere contribuir a la creación de un mundo mejor, mientras que mi padre, por su parte, quiere destruirlo. Bien podría decirse que fueron hechos el uno para el otro, un matrimonio para ir de la mano hacia los cielos de la transformación... aunque no creo que nadie, años después de haberse divorciado, siga manteniendo esa convicción.

    Mi padre respira el fuego de la insurrección revolucionaria, quiere acabar cuanto antes con las fuerzas opresivas de un ayer indiferente y despiadado y se esfuerza apasionadamente por rescatar el barniz superficial de la civilización para poner de relieve y rescatar la supuesta bondad humana original que se vio sepultada a las profundidades de la iniquidad de un mundo ensombrecido por la crueldad. Mi madre, por el contrario, se pone de puntillas y apunta su soñadora mirada en la dirección opuesta, en un intento por vislumbrar el rostro que nos deparará la próxima transformación del mundo -que, según dicen, será la más importante de toda la historia- y desvanecerse casi ante la beatitud del espectáculo que afirma atisbar entre las brumas del futuro. Y es que mi madre es una persona amable que contempla amablamente el mundo.

    Yo parezco haber heredado la maldición de tener un ojo de cada uno de mis padres y, en consecuencia, mi mirada está condenada a contemplar un universo picasiano en el que las cosas se resisten a acomodarse... aunque tal vez, por ello mismo, las vea con más claridad.

    Lo único que sé es que soy un hijo de mi época, una época que apunta en dos direcciones manifiestamente incompatibles. Por una parte, se nos insiste en que vivimos en un mundo torturado, fragmentado y roto, en que estamos al borde del colapso, en que nos hallamos sometidos a la presión de enormes bloques de civilización que parecen haber enloquecido y tratan de aplastarse mutuamente hasta el punto de que las guerras culturales internacionales se presentan como la principal ameneza del futuro. Según se dice, la tecnología de la era cibernética está avanzando a pasos tan agigantados que, dentro de unos treinta años, las máquinas alcanzaran el nivel de la inteligencia humana (*singularidad tecnológica) y los avances de la ingeniería genética, la nanotecnología y la robótica pondrán en peligro a la humanidad. ¿Nos veremos a caso entonces reemplazados por las máquinas o aplastados por una especie de "plaga blanca"? ¿Qué tipo de futuro es ése para un adolescente? En el seno de nuestro país, nos vemos enfrentados día a día, hora a hora y hasta minuto a minuto, a una sociedad que está comenzando a rasgarse por sus mismas costuras: la proporción de analfabetismo de nuestro país he experimentado un vertiginoso ascenso desde el 5% de 1960 hasta el 30% de la actualidad; el 51% de los niños de la ciudad de Nueva York ha nacido fuera del matrimonio; las milicias armadas se han diseminado por el estado de Montana prestas a defenderse de la invasión del mismo modo en que lo hicieron los búnkers nazis sobre las playas de Normandía; el mundo se halla enzarzado en miles de batallas interculturales, de guerras de género, de luchas ideológicas y de escaramuzas académicas cuya brutalidad -y hasta cuyos métodos- son, en ocasiones, comparables a la violencia multicultural que arrasa el escenario internacional. La rabia de mi padre que se oculta en mi interior contempla un mundo tan plural y fragmentado que está a punto de desintegrarse, dejando en su turbulento despertar los rastros mutilados del sufrimiento.

    El ojo de mi madre ve otro mundo completamente diferente... aunque, no, por ello, menos real que el de mi padre. Según dice, el impulso del amor nos aproxima cada vez más a una familia global. La historia de la humanidad se inició en las tribus y hordas aisladas, pasó por los poblados campesinos, atravesó las ciudades-Estado, llegó a los imperios conquistadores feudales y a los estados internacionales y nos ha dejado en el umbral de una aldea global que abarca la totalidad del mundo. Y ahora, en las puertas de un nuevo milenio, estamos a punto de experimentar una transformación sin precendentes, en la que los vínculos entre los seres humanos serán tan intensos y profundos que descubriremos asombrados a Eros latiendo en nuestras venas, augurando el advenimiento de una concienca global que transfigurará por completo la faz del mundo que conocemos. A fin de cuentas, mi madre es una persona amable y contempla amablemente el mundo.

    Yo no suscribo la visión de mi padre ni la de mi madre o, mejor dicho, las suscribo ambas... y quizás, por ello, estoy medio loco. En mi opinión, el mundo se halla atrapado -aunque tal vez sea mucho más que eso- entre dos colosales fuerzas antagónicas, la globalización y la desintegración, el amor unificador y el deseo de muerte, la bondad relacional y la crueldad disgregadora. Y el hijo no deseado, a punto de experimentar un brote psicótico, ve el mundo como si lo estuviera contemplando a través de un espejo roto, volviendo lentamente la cabeza de un lado a otro, preguntándose qué es lo que todo eso puede significar y esperando advertir en la miríada de imágenes algún que otro atisbo de coherencia.

    Como fragmentos picasianos del arte posmoderno, las imágenes en movimiento empiezan a congelarse. Quizás existan en el mundo fuerzas integradoras, vinculantes y unificadoras, el amor de un dios o de una diosa compasivos y amables que estén aproximándonos, de manera lenta pero inexorable, hacia la comprensión, el respeto y la compasión del ser humano y quizás haya también fuerzas igualmente disgregadoras que se empeñan en impedir ese abrazo integral. Y quizá ambas se hallen sumidas en una disputa que sólo concluirá con la muerte de uno de los contendientes hasta que, finalmente, sólo prevalezca el amor o una alfombra de sangra acabe cubriéndolo todo.

    Lo que realmente atrajo mi atención durante todo este tiempo fue la sensación apocalítica de que, dentro de unos treinta años (¡treinta años!) las máquinas serán tanto o más inteligentes que el eser humano y se hallarán en condiciones de suplantarlo. Aunque lo más probable, no obstante, es que el ser humano -es decir, nuestra mente, nuestra conciencia o lo que fuere- acabe viéndose descargado en los ordenadores y, de ese modo, nuestra alma pueda transferirse a las nuevas máquinas. Pero ¿qué tipo de futuro es ése para un adolescente?

    Ése fue, en suma, el año en que mi destino se vio irrevisiblemente transformado, un año en la vida de una máquina humana que, milagrosamente, empezó a vivir. Fue un año rebosante de información que machacó mi cabeza y desarrolló mi cerebro, que pareció expandirse hasta chocar con mi craneo, pulsar en mis sienes e inflamar mis ojos hasta derramarse literalmente en el mundo. Son muy pocas las cosas que recuerdo de ese año, ninguna ubicación geográfica concreta, sólo algún que otro lugar real, apenas unos pocos paisajes, un mero flujo de conversaciones y visiones enfebrecidas que pusieron fin a mi vida tal y como hasta entonces las conocía y la reemplazaron por algo que la humanidad desconocía, tiñendo toda mi carne, sonriendo al cielo y tornándome inmortal.



    --------------------


    Saludos.
     
  17. jabo

    jabo pirata rider

    Registrado:
    1 Feb 2005
    Mensajes:
    1.246
    Me Gusta recibidos:
    1
    Ubicación:
    pucela
    al leer esto solo puedo pensar q menuda suerte he tenido de haber disfrutado de todas esas cosas. yo soy del 82.
    pedro alhambra, ese libro me lo apunto
    saludos
     
  18. Jaimona

    Jaimona Miembro

    Registrado:
    16 May 2005
    Mensajes:
    666
    Me Gusta recibidos:
    1
    Ubicación:
    Arucas
    Yo soy un poquito mayor del 68, pero tienes mucha razon en lo que cuentas, y no me ha parecido un ladrillo , sino todo lo contrario. Una cosa si tengo clara que los niños de ahora estan superprotegidos, el problema es que cuando se enfrenten con la sociedad y se acabe la minoria de edad que los portege el choque va a ser brutal :cabezazo . Por cierto un niño de mi epoca en la actualidad seria un niño Hiperactivo y lo llevarian al sicologo para que lo curasen, por Dios, si cuando yo era niño todos eramos hiperactivos :saltarin .
     

Compartir esta página