1. Este sitio usa cookies. Para continuar usando este sitio, se debe aceptar nuestro uso de cookies. Más información.
  2. Invitado, ¿no puedes iniciar conversaciones privadas? ¿Tu buzón está lleno? Prueba a "abandonar charlas" para liberar espacio de tu buzón .
    Descartar aviso

la psiquiatria y la esquizofrenia.

Tema en 'OFF TOPIC' iniciado por repecho, 9 Dic 2005.

  1. repecho

    repecho Novato

    Registrado:
    24 Mar 2005
    Mensajes:
    1.175
    Me Gusta recibidos:
    0
    Ubicación:
    en er turmale!
    Estoy viculado un poco a estos temas y estos días de fiesta he escrito esto por si hay algun afetado de esquizo o profesional dela psiquiatrial
    Salduos.
    Errores en la psiquiatría.
    La esquizofrenia puede ser una enfermedad desesperante, pero se hace eterna y quizás incurable cuando decidimos que el remedio sean los neurolépticos. El letargo, un estado límbico, la falta de concentración dejan en un segundo plano el deseo intenso de curarnos, este deseo de cura no solo podría crear tus propias oportunidades si no que además sus propios talentos y métodos de recuperación. El fin de la esperanza es el comienzo de muerte, y esto es lo que sucede a veces con los tratamientos. Se entra en un estado de conformismo-enfermedad, sin haber sido lo suficiente sensato como para haber dado unas vueltas por la cárcel de la enfermedad.
    Sobre las recaídas,. no considero cierto el del deterioro mental y fisico de estas, y sí en cambio en la pobreza humana que afecta a muchos esquizos el tomar excesos de medicación.
    Es bueno acostumbrarse a considerar los contratiempos como parte natural de la vida, “el caer no ha de quitar la gloria de haber subido”.
    Si subes una montaña desde lo alto verás que quedan mas por subir, y parece que la psiquiatría solo ha descubierto una cima a través de la química, y no quiere saber nada del resto de posibilidades de cura. Otras formas de recuperación parecen imposibles hoy día, y casi que la psiquiatría se puede confundir con una religión disciplinada. Me entristece ver cómo nos olvidamos de los orígenes de nuestros problemas humanos a cambio de echar las culpas a la naturaleza genética, sin percibir la riqueza económica que engendra esta creencia.
    Prefiero los errores del entusiasmo a la indeferencia de la sabiduría.

    Tranxi50. 7.12.05 = Repecho
     
  2. palmix

    palmix Rebaneado/Autoexcluido

    Registrado:
    22 Jun 2004
    Mensajes:
    16.931
    Me Gusta recibidos:
    9
    Ubicación:
    باسط
    Que si... que tiene Ud. + razón que un Santo Dr. repecho... que hay algunos que se lian a hacerle bujeros a tó pa quitarle 2 gr. a la bici...
     

    Adjuntos:

  3. GermenT21

    GermenT21 Miembro

    Registrado:
    17 Jun 2004
    Mensajes:
    56
    Me Gusta recibidos:
    6
    En serio, el tema de la esquizofrenia es muy dificil, os recomiendo una pelicula que se llama: " El niño que gritó ****", bueno y también "Alguien voló sobre el nido del cuco".
     
  4. Ender

    Ender ¿Tiene gambas?

    Registrado:
    24 Jun 2004
    Mensajes:
    11.264
    Me Gusta recibidos:
    5
    Ubicación:
    Sierra de Madrid
    Mi vecino es Esquizofrenico paranoico por lo menos, y se dedica a intentar putearnos, ahora despues de unas cuentas denuncias y de ignorarle parece que esta mas tranquilo, no entiendo que ******* se le pasa por la cabeza para hacer las cosas que hace...
     
  5. repecho

    repecho Novato

    Registrado:
    24 Mar 2005
    Mensajes:
    1.175
    Me Gusta recibidos:
    0
    Ubicación:
    en er turmale!
    Es muy habitual que los esquizofrenicos deliren con los vecinos. Pueden creer que el bloque esta en complot en su contra, o que todos sois parte de la historia biblica, o que simplemnte vivis para fastidiarle su mision en esta vida.

    Ten paciencia, tratale con cariño, invitale a un cafe, el calor humano es lo unico que da resultado en esta efermedad tan expropiada por la pisquiatria y las empresas farmaceuticas.
     
  6. Ender

    Ender ¿Tiene gambas?

    Registrado:
    24 Jun 2004
    Mensajes:
    11.264
    Me Gusta recibidos:
    5
    Ubicación:
    Sierra de Madrid
    si, si, calor le voy a dar, con gasolina y cerillazo!!

    Al principio nos llevabamos bien con el (y su madre que tambien esta un poco payá) pero de un dia a otro se les fue la olla y ya no sabemos como arreglarlo, por lo menos a base de denuncias parece que se han calmado, es impresionante las cosas que se llegaban a currar para provocarnos, pero surrealista, cosas del estilo de decirte algo cara a cara pero algo tan fuerte que no lo puedo escribir aqui e inmediatamente darte cuenta de que lleva una grabadora para grabar lo que le contestes, claro nostros les ignoramos pero me deja alucinado como se le va la pinza asi, me cuesta un monton entender las enfermedades mentales, a veces me pregunto que **** se les pasa por la cabeza.
     
  7. dipowerbike

    dipowerbike Novato

    Registrado:
    8 May 2005
    Mensajes:
    548
    Me Gusta recibidos:
    0
    Ubicación:
    Las Palmas
    estoy de acuerdo contigo ,re...pecho
     
  8. repecho

    repecho Novato

    Registrado:
    24 Mar 2005
    Mensajes:
    1.175
    Me Gusta recibidos:
    0
    Ubicación:
    en er turmale!
    Gracias "dipowerbike" pero me encuetro muy solo en mi lucha con las tipicas creencias sobre esta enfermedad.

    Y sin querer entrar en otras polemicas podiamos decir esquizofrenico a busch por sus crenecias en la irreales armas de desctruccion masiva u otro aspecto de sus gerras.
     
  9. repecho

    repecho Novato

    Registrado:
    24 Mar 2005
    Mensajes:
    1.175
    Me Gusta recibidos:
    0
    Ubicación:
    en er turmale!
    SUPER TEXTO QUE DEJA BIEN CLARO COMO SE DESTROZA UNA VIDA

    Es conveniente hacer una distinción entre los distintos tipos de psicofármacos, desde los tranquilizantes y somníferos como por ejemplo el valium y el rohypnol, los antidepresivos como el anafranil y el saroten, y los neurolépticos. En los tratamientos psiquiátricos que se empleaban contra los disidentes en la Unión Soviética se hacía uso siempre de los neurolépticos, tan solo los neurolépticos producen el efecto de una lobotomía.

    Algunas veces los neurolépticos también son llamados \"Medicinas Antipsicóticas\". Se les suele suministrar a pacientes psicóticos y esquizofrénicos, pero también se suministra a otro tipo de pacientes, como por ejemplo a los ancianos, cuando éstos presentan conductas que son causa de molestia para su entorno.

    Los moribundos también son tratados con neurolépticos, estos se aplican en tratamientos contra el dolor y la angustia. Mientras que las medicinas contra el dolor actuan para calmar el dolor, los neurolépticos influyen sobre la sensación de dolor a través del efecto que produce la lobotomía, en otras palabras, aniquilando al que experimenta el dolor, es decir, a la persona misma.

    Hasta la fecha (1993)existen registrados en Suecia los siguientes neurolépticos: Buronil, Cisordinol, Dridol, Esucos, Fluanxol, Haldol, Hibernal, Leponex, Luvatren, Mallorol, Navane, Neulactil, Nozinan, Orap, Pacinol, Roxiam, Siqualone, Stemetil, Terfluzin, Theralen, Tindal, Tricafon, Truxal.

    El objetivo de este artículo es en primer lugar explicar como funcionan los neurolépticos, en segundo lugar mostrar como el lenguaje psiquiátrico produce una confusión y en tercer lugar demostrar como el tratamiento con neurolépticos va en contra de la ética médica y en contra de los postulados morales y éticos de nuestra sociedad y de su doctrina humanista.


    En el Manual de Medicinas de los años 1989 y 1990 y en el libro de instrucciones para médicos de la compañía farmacéutica estatal en Suecia, explicaba el catedrático del Hospital Carolino (Karolinska sjukhuset) Göran Sedvall, cómo los neurolépticos influyen sobre la psique humana en tres puntos:

    Un efecto específico amortiguador apaga la vida psíquica de una forma que no va acompañada de un cansancio y disminuye el estado de vigilia. Este efecto se produce muy rápidamente.

    Efectos antipsicóticos específicos actuando sobre los síntomas psicóticos, como las alucinaciones, trastornos del sentido de la realidad, etc. \"El efecto óptimo se consigue después de dos meses de haber iniciado el tratamiento.\"
    Efectos sin especificar, efectos sedativos, tranquilizantes y efectos somníferos. Estos efectos se producen muy rápidamente.

    El efecto 1 y 2 se produce de la siguiente manera: Los receptores dopamínicos de la parte frontal del sistema límbico son bloqueados. Este bloqueo disminuye la motivación mental, es decir, en otras palabras reduce la energía psíquica. Este efecto lo tienen por definición todos los neurolépticos. Es decir, la función real de los neurolépticos es hacer a la persona indiferente.

    La indiferencia se muestra rápidamente como efecto 1, \"un efecto específico amortiguador\". Yo estoy despierto pero pasivo. Yo tengo todavía gran parte de mis ideas, valoraciones, lealtades, pero solo en forma pasiva, porque yo ya no puedo defender mis convicciones, sentirlas, mantenerlas y desarrollarlas.

    Si el tratamiento con neurolépticos continua, en este caso me convertiré en un ser constantemente indiferente y con el tiempo, mis ideas, valoraciones y lealtades desaparecerán. Este es el llamado efecto 2, que la psiquiatría denomina \"efecto antipsicótico específico\". Esta terminología es falsa porque carece de fundamento el creer que los trastornos psicóticos se reducen más que otros. Con mayor razón podríamos hablar de un \"efecto específico antipsíquico\".

    Además los neurolépticos producen síntomas psicóticos, un efecto que permanece de forma que la tendencia y la predisposición a la psicosis aumenta después de un tiempo de tratamiento con neurolépticos. Por consiguiente, se crea un círculo vicioso y por lo tanto pueden los neurolépticos convertirse en una trampa. Por consiguiente, la denominación \"antipsicótico\" es, por todo lo expuesto, también falsa y engañosa.

    Mientras que el efecto 1 y 2 se encuentran en todos los neurolépticos, el efecto 3 puede variar en ellos y por ejemplo es débil en el Haldol y el Trilafón y fuerte en el Hibernal, Mallorol, Nozinam. El efecto 3 se puede explicar ya que determinados no sólo bloquean los receptores dopamínicos sino también otros receptores. Se puede también afirmar que el Haldol y el Trilafón tienen unos efectos de relativa acción puramente neuroléptica, mientras que el Hibernal, Mallorol y el Nozinam son combinaciones de neuroléptica con tranquilizantes y somníferos.


    Además de la forma como los neurolépticos influyen sobre la psique humana, los neurolépticos influyen también en el organismo humano, alterando la parte motórica del mismo y el sistema hormonal, lo cual en psiquiatría se denomina \"efectos colaterales\" del \"efecto terapéutico de curación\". Pero si el verdadero efecto sobre la psique (efecto 1 y 2) no es un \"efecto terapéutico\" favorable, sino una lesion de una seriedad incomparable de los neurolépticos, se presenta la investigación psiquiátrica como un enfoque erróneo de la realidad.

    Los psiquiatras constatan que los neurolépticos reducen los síntomas como la angustia, la inquietud, la agresividad, las alucinaciones, etc. Al mismo tiempo que los pacientes que son tratados con neurolépticos constituyen un grupo que necesita menos cuidados hospitalarios a corto plazo, que pacientes que no son tratados con neurolépticos. Sin embargo ¿implica esto realmente que los neurolépticos tengan un \"efecto terapéutico\", si los pacientes al mismo tiempo son privados de sus sentimientos y de su vida interior de tal forma que la posibilidad de desarrollarse como seres humanos ha sido destruida?

    Los pacientes se vuelven tranquilos y pasivos. En términos psiquiátricos esto se denomina \"mejoría\", pero en realidad la apatía de los pacientes es una prueba de que las funciones más altas del cerebro han sido apagadas, cuando la vida interior ha sido destruida por los neurolépticos, el desarrollo de la personalidad del individuo degenera. La vida como totalidad se destruye.

    Los psiquiatras aseguran que los neurolépticos han probado una mejoría dado que el estatus pasiquiátrico del paciente ha mejorado a corto plazo, sin embargo no pueden presentar ni un solo estudio en el que se demuestre que este tipo de medicinas sean buenas a largo plazo. El hecho de que no exista ningún tipo de investigación que demuestre el efecto positivo de los neurolépticos a largo plazo y por el contrario dado que existen estudios científicos que demuestran que un grupo de pacientes, tratados en un entorno con calor humano, sin hacer uso de los neurolépticos, se desarrollan en forma más positiva que el grupo que es tratado con neurolépticos por la psiquiatría.

    Aún más conveniente es que este tipo de información ha sido para mi personalmente el poder comprobar cómo pacientes esquizofrénicos agudos que la psiquiatría había condenado a un largo y perpetuo tratamiento neuroléptico, cuando fueron liberados de este destino, llegaron a vivir una vida rica y creativa, una vida que hubiera sido imposible de haber continuado con el tratamiento neuroléptico.

    Dado que los neurolépticos actúan para detener y estorbar la actividad frontal límbica del cerebro que es el origen del pensamiento y sentimiento, resulta desde un punto de vista neurofisiológico fácil de comprender que los neurolépticos puedan destruir el desarrollo personal autónomo del individuo de forma tal que su vida se vuelva completamente inútil. Desde el punto de vista de la política sanitaria, implica sin embargo la pérdida de autonomía del individuo, el que se convierte en un ser manejable y \"fácil de manipular\".

    Como ejemplo citaré lo que una vez escribió un paciente: \"…Cuando a una persona se le prive de sus sensaciones humanas y al mismo tiempo se le enmudece, implica esto que el sentido existencial de la vida se ha extinguido\" Palabras tales como \"soy un robot\", \"soy un zombi\" expresan el vacío interior y la impotencia.

    Algunos pacientes inteligentes y jóvenes acostumbran a ofrecer desesperada resistencia contra los neurolépticos. Muchos otros como por ejemplo los moribundos, ancianos, personas con insuficiencia mental son incapaces de poner en tela de juicio el tratamiento con neurolépticos y oponer resistencia. Dado que los neurolépticos conducen a la impotencia, se rompe también por regla general la voluntad de oponerse, cuando por medio de los tratamientos de fuerza o de persuasión, se ha medicinado por un tiempo con neurolépticos, esto es lo que los psiquiatras llaman \"tomar consciencia de la propia enfermedad\". Esto es la trampa de la impotencia.

    Cada día reciben en Suecia 100.000 personas sus dosis de neurolépticos. Sólo unos pocos son obligados a aceptarlos por medio del uso de la violencia física, sin embrago la interrogante, la tremenda interrogante que no debería dejarnos en paz, es de que si en realidad todas estas personas no están realmente siendo víctimas de un tratamiento de fuerza médico carente de ética, de una lobotomía forzada.

    Podríamos nosotros posiblemente creer que los seres humanos quieran destruir aquello que les hace realmente humanos, para convertirse en zombis, carentes de vida interior, para poder ser dirijidos desde el exterior? ¿Podríamos nosotros creer que estas personas con conocimiento y voluntad firme permitirían que se le destruyan sus funciones cerebrales que son condición fundamental del conocimiento y la libre determinación? ¿O quizá, de lo que se trata es de que estas personas se han sometido al tratamiento neuroléptico porque se sienten rendidas, desalentadas, incomprendidas, aturdidas, o con un sentimiento de destructividad?

    Si nosotros elegimos tratar de comprender la situación de estas personas, nos daríamos cuenta de que su verdadera voluntad no es el de vivir con drogas neurolépticas. Estas personas se encontraban en un momento crítico de su vida, y lo que necesitaban era humanidad, pero lo que encontraron en realidad fue un tratamiento de fuerza despiadado, y sus protestas fueron acalladas con los neurolépticos y sus efectos zombi. Ellos son por lo tanto unas víctimas de un tratamiento que es contrario a la ética médica y contrario a los fundamentales derechos de la humanidad. Ellos son víctimas de una lobotomía forzada y falta de ética.

    Cuando Randle Patrick McMurphy en la película \"¿quién voló sobre el nido del cuco?\" fue sometido a una lobotomía quirúrgica, fue ayudado por el jefe Brondem a apagar su vida, la cual ya no existía. Cuando las posibilidades de vida se aniquilan con los neurolépticos puede el suicidio presentarse como el único camino de salida que queda. Muchos pacientes que han sido tratados con neurolépticos durante un período largo de tiempo se suicidan.

    Una persona recibe tratamientos con neurolépticos y la persona próxima a ella que la ama experimenta que le han quitado la vida, lo más hermoso, lo viviente, lo creativo, la pasión, lo que ha hecho de esta persona un ser querido, todo lo que le ha dado a se vida un sentido ha sido detruido. Algo tremendo e inusitado ha ocurrido. Pero el psiquiatra anota \"mejoría\", \"disminución de síntomas\", \"consciencia de la propia enfermedad\", \"efecto terapéutico\". El psiquiatra está cegado por su propio lenguaje.

    Al igual que la lobotomía, los neurolépticos no tienen ningún tipo de \"efecto específico antipsicótico\". El tratamiento psiquiátrico implica que las funciones humanas cerebrales se reducen, interrumpen y destruyen.

    ¿Podemos nosotros tratar a un ser humano de esta manera?
     
  10. repecho

    repecho Novato

    Registrado:
    24 Mar 2005
    Mensajes:
    1.175
    Me Gusta recibidos:
    0
    Ubicación:
    en er turmale!
    SUPER TEXTO QUE DEJA BIEN CLARO COMO SE DESTROZA UNA VIDA

    Es conveniente hacer una distinción entre los distintos tipos de psicofármacos, desde los tranquilizantes y somníferos como por ejemplo el valium y el rohypnol, los antidepresivos como el anafranil y el saroten, y los neurolépticos. En los tratamientos psiquiátricos que se empleaban contra los disidentes en la Unión Soviética se hacía uso siempre de los neurolépticos, tan solo los neurolépticos producen el efecto de una lobotomía.

    Algunas veces los neurolépticos también son llamados \"Medicinas Antipsicóticas\". Se les suele suministrar a pacientes psicóticos y esquizofrénicos, pero también se suministra a otro tipo de pacientes, como por ejemplo a los ancianos, cuando éstos presentan conductas que son causa de molestia para su entorno.

    Los moribundos también son tratados con neurolépticos, estos se aplican en tratamientos contra el dolor y la angustia. Mientras que las medicinas contra el dolor actuan para calmar el dolor, los neurolépticos influyen sobre la sensación de dolor a través del efecto que produce la lobotomía, en otras palabras, aniquilando al que experimenta el dolor, es decir, a la persona misma.

    Hasta la fecha (1993)existen registrados en Suecia los siguientes neurolépticos: Buronil, Cisordinol, Dridol, Esucos, Fluanxol, Haldol, Hibernal, Leponex, Luvatren, Mallorol, Navane, Neulactil, Nozinan, Orap, Pacinol, Roxiam, Siqualone, Stemetil, Terfluzin, Theralen, Tindal, Tricafon, Truxal.

    El objetivo de este artículo es en primer lugar explicar como funcionan los neurolépticos, en segundo lugar mostrar como el lenguaje psiquiátrico produce una confusión y en tercer lugar demostrar como el tratamiento con neurolépticos va en contra de la ética médica y en contra de los postulados morales y éticos de nuestra sociedad y de su doctrina humanista.


    En el Manual de Medicinas de los años 1989 y 1990 y en el libro de instrucciones para médicos de la compañía farmacéutica estatal en Suecia, explicaba el catedrático del Hospital Carolino (Karolinska sjukhuset) Göran Sedvall, cómo los neurolépticos influyen sobre la psique humana en tres puntos:

    Un efecto específico amortiguador apaga la vida psíquica de una forma que no va acompañada de un cansancio y disminuye el estado de vigilia. Este efecto se produce muy rápidamente.

    Efectos antipsicóticos específicos actuando sobre los síntomas psicóticos, como las alucinaciones, trastornos del sentido de la realidad, etc. \"El efecto óptimo se consigue después de dos meses de haber iniciado el tratamiento.\"
    Efectos sin especificar, efectos sedativos, tranquilizantes y efectos somníferos. Estos efectos se producen muy rápidamente.

    El efecto 1 y 2 se produce de la siguiente manera: Los receptores dopamínicos de la parte frontal del sistema límbico son bloqueados. Este bloqueo disminuye la motivación mental, es decir, en otras palabras reduce la energía psíquica. Este efecto lo tienen por definición todos los neurolépticos. Es decir, la función real de los neurolépticos es hacer a la persona indiferente.

    La indiferencia se muestra rápidamente como efecto 1, \"un efecto específico amortiguador\". Yo estoy despierto pero pasivo. Yo tengo todavía gran parte de mis ideas, valoraciones, lealtades, pero solo en forma pasiva, porque yo ya no puedo defender mis convicciones, sentirlas, mantenerlas y desarrollarlas.

    Si el tratamiento con neurolépticos continua, en este caso me convertiré en un ser constantemente indiferente y con el tiempo, mis ideas, valoraciones y lealtades desaparecerán. Este es el llamado efecto 2, que la psiquiatría denomina \"efecto antipsicótico específico\". Esta terminología es falsa porque carece de fundamento el creer que los trastornos psicóticos se reducen más que otros. Con mayor razón podríamos hablar de un \"efecto específico antipsíquico\".

    Además los neurolépticos producen síntomas psicóticos, un efecto que permanece de forma que la tendencia y la predisposición a la psicosis aumenta después de un tiempo de tratamiento con neurolépticos. Por consiguiente, se crea un círculo vicioso y por lo tanto pueden los neurolépticos convertirse en una trampa. Por consiguiente, la denominación \"antipsicótico\" es, por todo lo expuesto, también falsa y engañosa.

    Mientras que el efecto 1 y 2 se encuentran en todos los neurolépticos, el efecto 3 puede variar en ellos y por ejemplo es débil en el Haldol y el Trilafón y fuerte en el Hibernal, Mallorol, Nozinam. El efecto 3 se puede explicar ya que determinados no sólo bloquean los receptores dopamínicos sino también otros receptores. Se puede también afirmar que el Haldol y el Trilafón tienen unos efectos de relativa acción puramente neuroléptica, mientras que el Hibernal, Mallorol y el Nozinam son combinaciones de neuroléptica con tranquilizantes y somníferos.


    Además de la forma como los neurolépticos influyen sobre la psique humana, los neurolépticos influyen también en el organismo humano, alterando la parte motórica del mismo y el sistema hormonal, lo cual en psiquiatría se denomina \"efectos colaterales\" del \"efecto terapéutico de curación\". Pero si el verdadero efecto sobre la psique (efecto 1 y 2) no es un \"efecto terapéutico\" favorable, sino una lesion de una seriedad incomparable de los neurolépticos, se presenta la investigación psiquiátrica como un enfoque erróneo de la realidad.

    Los psiquiatras constatan que los neurolépticos reducen los síntomas como la angustia, la inquietud, la agresividad, las alucinaciones, etc. Al mismo tiempo que los pacientes que son tratados con neurolépticos constituyen un grupo que necesita menos cuidados hospitalarios a corto plazo, que pacientes que no son tratados con neurolépticos. Sin embargo ¿implica esto realmente que los neurolépticos tengan un \"efecto terapéutico\", si los pacientes al mismo tiempo son privados de sus sentimientos y de su vida interior de tal forma que la posibilidad de desarrollarse como seres humanos ha sido destruida?

    Los pacientes se vuelven tranquilos y pasivos. En términos psiquiátricos esto se denomina \"mejoría\", pero en realidad la apatía de los pacientes es una prueba de que las funciones más altas del cerebro han sido apagadas, cuando la vida interior ha sido destruida por los neurolépticos, el desarrollo de la personalidad del individuo degenera. La vida como totalidad se destruye.

    Los psiquiatras aseguran que los neurolépticos han probado una mejoría dado que el estatus pasiquiátrico del paciente ha mejorado a corto plazo, sin embargo no pueden presentar ni un solo estudio en el que se demuestre que este tipo de medicinas sean buenas a largo plazo. El hecho de que no exista ningún tipo de investigación que demuestre el efecto positivo de los neurolépticos a largo plazo y por el contrario dado que existen estudios científicos que demuestran que un grupo de pacientes, tratados en un entorno con calor humano, sin hacer uso de los neurolépticos, se desarrollan en forma más positiva que el grupo que es tratado con neurolépticos por la psiquiatría.

    Aún más conveniente es que este tipo de información ha sido para mi personalmente el poder comprobar cómo pacientes esquizofrénicos agudos que la psiquiatría había condenado a un largo y perpetuo tratamiento neuroléptico, cuando fueron liberados de este destino, llegaron a vivir una vida rica y creativa, una vida que hubiera sido imposible de haber continuado con el tratamiento neuroléptico.

    Dado que los neurolépticos actúan para detener y estorbar la actividad frontal límbica del cerebro que es el origen del pensamiento y sentimiento, resulta desde un punto de vista neurofisiológico fácil de comprender que los neurolépticos puedan destruir el desarrollo personal autónomo del individuo de forma tal que su vida se vuelva completamente inútil. Desde el punto de vista de la política sanitaria, implica sin embargo la pérdida de autonomía del individuo, el que se convierte en un ser manejable y \"fácil de manipular\".

    Como ejemplo citaré lo que una vez escribió un paciente: \"…Cuando a una persona se le prive de sus sensaciones humanas y al mismo tiempo se le enmudece, implica esto que el sentido existencial de la vida se ha extinguido\" Palabras tales como \"soy un robot\", \"soy un zombi\" expresan el vacío interior y la impotencia.

    Algunos pacientes inteligentes y jóvenes acostumbran a ofrecer desesperada resistencia contra los neurolépticos. Muchos otros como por ejemplo los moribundos, ancianos, personas con insuficiencia mental son incapaces de poner en tela de juicio el tratamiento con neurolépticos y oponer resistencia. Dado que los neurolépticos conducen a la impotencia, se rompe también por regla general la voluntad de oponerse, cuando por medio de los tratamientos de fuerza o de persuasión, se ha medicinado por un tiempo con neurolépticos, esto es lo que los psiquiatras llaman \"tomar consciencia de la propia enfermedad\". Esto es la trampa de la impotencia.

    Cada día reciben en Suecia 100.000 personas sus dosis de neurolépticos. Sólo unos pocos son obligados a aceptarlos por medio del uso de la violencia física, sin embrago la interrogante, la tremenda interrogante que no debería dejarnos en paz, es de que si en realidad todas estas personas no están realmente siendo víctimas de un tratamiento de fuerza médico carente de ética, de una lobotomía forzada.

    Podríamos nosotros posiblemente creer que los seres humanos quieran destruir aquello que les hace realmente humanos, para convertirse en zombis, carentes de vida interior, para poder ser dirijidos desde el exterior? ¿Podríamos nosotros creer que estas personas con conocimiento y voluntad firme permitirían que se le destruyan sus funciones cerebrales que son condición fundamental del conocimiento y la libre determinación? ¿O quizá, de lo que se trata es de que estas personas se han sometido al tratamiento neuroléptico porque se sienten rendidas, desalentadas, incomprendidas, aturdidas, o con un sentimiento de destructividad?

    Si nosotros elegimos tratar de comprender la situación de estas personas, nos daríamos cuenta de que su verdadera voluntad no es el de vivir con drogas neurolépticas. Estas personas se encontraban en un momento crítico de su vida, y lo que necesitaban era humanidad, pero lo que encontraron en realidad fue un tratamiento de fuerza despiadado, y sus protestas fueron acalladas con los neurolépticos y sus efectos zombi. Ellos son por lo tanto unas víctimas de un tratamiento que es contrario a la ética médica y contrario a los fundamentales derechos de la humanidad. Ellos son víctimas de una lobotomía forzada y falta de ética.

    Cuando Randle Patrick McMurphy en la película \"¿quién voló sobre el nido del cuco?\" fue sometido a una lobotomía quirúrgica, fue ayudado por el jefe Brondem a apagar su vida, la cual ya no existía. Cuando las posibilidades de vida se aniquilan con los neurolépticos puede el suicidio presentarse como el único camino de salida que queda. Muchos pacientes que han sido tratados con neurolépticos durante un período largo de tiempo se suicidan.

    Una persona recibe tratamientos con neurolépticos y la persona próxima a ella que la ama experimenta que le han quitado la vida, lo más hermoso, lo viviente, lo creativo, la pasión, lo que ha hecho de esta persona un ser querido, todo lo que le ha dado a se vida un sentido ha sido detruido. Algo tremendo e inusitado ha ocurrido. Pero el psiquiatra anota \"mejoría\", \"disminución de síntomas\", \"consciencia de la propia enfermedad\", \"efecto terapéutico\". El psiquiatra está cegado por su propio lenguaje.

    Al igual que la lobotomía, los neurolépticos no tienen ningún tipo de \"efecto específico antipsicótico\". El tratamiento psiquiátrico implica que las funciones humanas cerebrales se reducen, interrumpen y destruyen.

    ¿Podemos nosotros tratar a un ser humano de esta manera?
     
  11. repecho

    repecho Novato

    Registrado:
    24 Mar 2005
    Mensajes:
    1.175
    Me Gusta recibidos:
    0
    Ubicación:
    en er turmale!
    SUPER TEXTO QUE DEJA BIEN CLARO COMO SE DESTROZA UNA VIDA

    Es conveniente hacer una distinción entre los distintos tipos de psicofármacos, desde los tranquilizantes y somníferos como por ejemplo el valium y el rohypnol, los antidepresivos como el anafranil y el saroten, y los neurolépticos. En los tratamientos psiquiátricos que se empleaban contra los disidentes en la Unión Soviética se hacía uso siempre de los neurolépticos, tan solo los neurolépticos producen el efecto de una lobotomía.

    Algunas veces los neurolépticos también son llamados \"Medicinas Antipsicóticas\". Se les suele suministrar a pacientes psicóticos y esquizofrénicos, pero también se suministra a otro tipo de pacientes, como por ejemplo a los ancianos, cuando éstos presentan conductas que son causa de molestia para su entorno.

    Los moribundos también son tratados con neurolépticos, estos se aplican en tratamientos contra el dolor y la angustia. Mientras que las medicinas contra el dolor actuan para calmar el dolor, los neurolépticos influyen sobre la sensación de dolor a través del efecto que produce la lobotomía, en otras palabras, aniquilando al que experimenta el dolor, es decir, a la persona misma.

    Hasta la fecha (1993)existen registrados en Suecia los siguientes neurolépticos: Buronil, Cisordinol, Dridol, Esucos, Fluanxol, Haldol, Hibernal, Leponex, Luvatren, Mallorol, Navane, Neulactil, Nozinan, Orap, Pacinol, Roxiam, Siqualone, Stemetil, Terfluzin, Theralen, Tindal, Tricafon, Truxal.

    El objetivo de este artículo es en primer lugar explicar como funcionan los neurolépticos, en segundo lugar mostrar como el lenguaje psiquiátrico produce una confusión y en tercer lugar demostrar como el tratamiento con neurolépticos va en contra de la ética médica y en contra de los postulados morales y éticos de nuestra sociedad y de su doctrina humanista.


    En el Manual de Medicinas de los años 1989 y 1990 y en el libro de instrucciones para médicos de la compañía farmacéutica estatal en Suecia, explicaba el catedrático del Hospital Carolino (Karolinska sjukhuset) Göran Sedvall, cómo los neurolépticos influyen sobre la psique humana en tres puntos:

    Un efecto específico amortiguador apaga la vida psíquica de una forma que no va acompañada de un cansancio y disminuye el estado de vigilia. Este efecto se produce muy rápidamente.

    Efectos antipsicóticos específicos actuando sobre los síntomas psicóticos, como las alucinaciones, trastornos del sentido de la realidad, etc. \"El efecto óptimo se consigue después de dos meses de haber iniciado el tratamiento.\"
    Efectos sin especificar, efectos sedativos, tranquilizantes y efectos somníferos. Estos efectos se producen muy rápidamente.

    El efecto 1 y 2 se produce de la siguiente manera: Los receptores dopamínicos de la parte frontal del sistema límbico son bloqueados. Este bloqueo disminuye la motivación mental, es decir, en otras palabras reduce la energía psíquica. Este efecto lo tienen por definición todos los neurolépticos. Es decir, la función real de los neurolépticos es hacer a la persona indiferente.

    La indiferencia se muestra rápidamente como efecto 1, \"un efecto específico amortiguador\". Yo estoy despierto pero pasivo. Yo tengo todavía gran parte de mis ideas, valoraciones, lealtades, pero solo en forma pasiva, porque yo ya no puedo defender mis convicciones, sentirlas, mantenerlas y desarrollarlas.

    Si el tratamiento con neurolépticos continua, en este caso me convertiré en un ser constantemente indiferente y con el tiempo, mis ideas, valoraciones y lealtades desaparecerán. Este es el llamado efecto 2, que la psiquiatría denomina \"efecto antipsicótico específico\". Esta terminología es falsa porque carece de fundamento el creer que los trastornos psicóticos se reducen más que otros. Con mayor razón podríamos hablar de un \"efecto específico antipsíquico\".

    Además los neurolépticos producen síntomas psicóticos, un efecto que permanece de forma que la tendencia y la predisposición a la psicosis aumenta después de un tiempo de tratamiento con neurolépticos. Por consiguiente, se crea un círculo vicioso y por lo tanto pueden los neurolépticos convertirse en una trampa. Por consiguiente, la denominación \"antipsicótico\" es, por todo lo expuesto, también falsa y engañosa.

    Mientras que el efecto 1 y 2 se encuentran en todos los neurolépticos, el efecto 3 puede variar en ellos y por ejemplo es débil en el Haldol y el Trilafón y fuerte en el Hibernal, Mallorol, Nozinam. El efecto 3 se puede explicar ya que determinados no sólo bloquean los receptores dopamínicos sino también otros receptores. Se puede también afirmar que el Haldol y el Trilafón tienen unos efectos de relativa acción puramente neuroléptica, mientras que el Hibernal, Mallorol y el Nozinam son combinaciones de neuroléptica con tranquilizantes y somníferos.


    Además de la forma como los neurolépticos influyen sobre la psique humana, los neurolépticos influyen también en el organismo humano, alterando la parte motórica del mismo y el sistema hormonal, lo cual en psiquiatría se denomina \"efectos colaterales\" del \"efecto terapéutico de curación\". Pero si el verdadero efecto sobre la psique (efecto 1 y 2) no es un \"efecto terapéutico\" favorable, sino una lesion de una seriedad incomparable de los neurolépticos, se presenta la investigación psiquiátrica como un enfoque erróneo de la realidad.

    Los psiquiatras constatan que los neurolépticos reducen los síntomas como la angustia, la inquietud, la agresividad, las alucinaciones, etc. Al mismo tiempo que los pacientes que son tratados con neurolépticos constituyen un grupo que necesita menos cuidados hospitalarios a corto plazo, que pacientes que no son tratados con neurolépticos. Sin embargo ¿implica esto realmente que los neurolépticos tengan un \"efecto terapéutico\", si los pacientes al mismo tiempo son privados de sus sentimientos y de su vida interior de tal forma que la posibilidad de desarrollarse como seres humanos ha sido destruida?

    Los pacientes se vuelven tranquilos y pasivos. En términos psiquiátricos esto se denomina \"mejoría\", pero en realidad la apatía de los pacientes es una prueba de que las funciones más altas del cerebro han sido apagadas, cuando la vida interior ha sido destruida por los neurolépticos, el desarrollo de la personalidad del individuo degenera. La vida como totalidad se destruye.

    Los psiquiatras aseguran que los neurolépticos han probado una mejoría dado que el estatus pasiquiátrico del paciente ha mejorado a corto plazo, sin embargo no pueden presentar ni un solo estudio en el que se demuestre que este tipo de medicinas sean buenas a largo plazo. El hecho de que no exista ningún tipo de investigación que demuestre el efecto positivo de los neurolépticos a largo plazo y por el contrario dado que existen estudios científicos que demuestran que un grupo de pacientes, tratados en un entorno con calor humano, sin hacer uso de los neurolépticos, se desarrollan en forma más positiva que el grupo que es tratado con neurolépticos por la psiquiatría.

    Aún más conveniente es que este tipo de información ha sido para mi personalmente el poder comprobar cómo pacientes esquizofrénicos agudos que la psiquiatría había condenado a un largo y perpetuo tratamiento neuroléptico, cuando fueron liberados de este destino, llegaron a vivir una vida rica y creativa, una vida que hubiera sido imposible de haber continuado con el tratamiento neuroléptico.

    Dado que los neurolépticos actúan para detener y estorbar la actividad frontal límbica del cerebro que es el origen del pensamiento y sentimiento, resulta desde un punto de vista neurofisiológico fácil de comprender que los neurolépticos puedan destruir el desarrollo personal autónomo del individuo de forma tal que su vida se vuelva completamente inútil. Desde el punto de vista de la política sanitaria, implica sin embargo la pérdida de autonomía del individuo, el que se convierte en un ser manejable y \"fácil de manipular\".

    Como ejemplo citaré lo que una vez escribió un paciente: \"…Cuando a una persona se le prive de sus sensaciones humanas y al mismo tiempo se le enmudece, implica esto que el sentido existencial de la vida se ha extinguido\" Palabras tales como \"soy un robot\", \"soy un zombi\" expresan el vacío interior y la impotencia.

    Algunos pacientes inteligentes y jóvenes acostumbran a ofrecer desesperada resistencia contra los neurolépticos. Muchos otros como por ejemplo los moribundos, ancianos, personas con insuficiencia mental son incapaces de poner en tela de juicio el tratamiento con neurolépticos y oponer resistencia. Dado que los neurolépticos conducen a la impotencia, se rompe también por regla general la voluntad de oponerse, cuando por medio de los tratamientos de fuerza o de persuasión, se ha medicinado por un tiempo con neurolépticos, esto es lo que los psiquiatras llaman \"tomar consciencia de la propia enfermedad\". Esto es la trampa de la impotencia.

    Cada día reciben en Suecia 100.000 personas sus dosis de neurolépticos. Sólo unos pocos son obligados a aceptarlos por medio del uso de la violencia física, sin embrago la interrogante, la tremenda interrogante que no debería dejarnos en paz, es de que si en realidad todas estas personas no están realmente siendo víctimas de un tratamiento de fuerza médico carente de ética, de una lobotomía forzada.

    Podríamos nosotros posiblemente creer que los seres humanos quieran destruir aquello que les hace realmente humanos, para convertirse en zombis, carentes de vida interior, para poder ser dirijidos desde el exterior? ¿Podríamos nosotros creer que estas personas con conocimiento y voluntad firme permitirían que se le destruyan sus funciones cerebrales que son condición fundamental del conocimiento y la libre determinación? ¿O quizá, de lo que se trata es de que estas personas se han sometido al tratamiento neuroléptico porque se sienten rendidas, desalentadas, incomprendidas, aturdidas, o con un sentimiento de destructividad?

    Si nosotros elegimos tratar de comprender la situación de estas personas, nos daríamos cuenta de que su verdadera voluntad no es el de vivir con drogas neurolépticas. Estas personas se encontraban en un momento crítico de su vida, y lo que necesitaban era humanidad, pero lo que encontraron en realidad fue un tratamiento de fuerza despiadado, y sus protestas fueron acalladas con los neurolépticos y sus efectos zombi. Ellos son por lo tanto unas víctimas de un tratamiento que es contrario a la ética médica y contrario a los fundamentales derechos de la humanidad. Ellos son víctimas de una lobotomía forzada y falta de ética.

    Cuando Randle Patrick McMurphy en la película \"¿quién voló sobre el nido del cuco?\" fue sometido a una lobotomía quirúrgica, fue ayudado por el jefe Brondem a apagar su vida, la cual ya no existía. Cuando las posibilidades de vida se aniquilan con los neurolépticos puede el suicidio presentarse como el único camino de salida que queda. Muchos pacientes que han sido tratados con neurolépticos durante un período largo de tiempo se suicidan.

    Una persona recibe tratamientos con neurolépticos y la persona próxima a ella que la ama experimenta que le han quitado la vida, lo más hermoso, lo viviente, lo creativo, la pasión, lo que ha hecho de esta persona un ser querido, todo lo que le ha dado a se vida un sentido ha sido detruido. Algo tremendo e inusitado ha ocurrido. Pero el psiquiatra anota \"mejoría\", \"disminución de síntomas\", \"consciencia de la propia enfermedad\", \"efecto terapéutico\". El psiquiatra está cegado por su propio lenguaje.

    Al igual que la lobotomía, los neurolépticos no tienen ningún tipo de \"efecto específico antipsicótico\". El tratamiento psiquiátrico implica que las funciones humanas cerebrales se reducen, interrumpen y destruyen.

    ¿Podemos nosotros tratar a un ser humano de esta manera?
     
  12. Suky_346

    Suky_346 Miembro activo

    Registrado:
    26 Ago 2005
    Mensajes:
    2.741
    Me Gusta recibidos:
    1
    Ubicación:
    barcelona
    si no lo pones centrado... de ahi esa diferencia de peso
     
  13. tati

    tati tatikieti

    Registrado:
    1 Mar 2005
    Mensajes:
    4.260
    Me Gusta recibidos:
    3
    Ubicación:
    barcelona
    se nota que no habeis estado trabajando en un psiquiatrico......
    en el fondo me da pensa de que todo el día vayan sedados,incluso llegan a tomarse 28 pastillas DIARIAS. No importa la edad, son enfermos.Pero os aseguro que si dejan la medicación no estarian tan controlados.A no ser que pusieran un auxiliar,un enfermero y un doctor para cada paciente....pero como son enfermedades neuronales,no les interesa en meter pasta para esto.
    Hay pacientes demasiado medicados y otros les faltaria mas medicación.Son personas,pero son personas enfermas.Y cómo tal enfermedad necesitan su medicación.
    Hay también muchos tipos de esquizofrenia y diferentes grados.Lo que si tendrian que estar más controlado, son los psiquiatricos y las ***** monjas.Sólo son intereses de dinero(con esto quiero decir,que estan esperando a q la diñe un paciente, para quedarse todo lo que ha cotizado)ojalá les metieran una bomba a las monjas esas, ke sólo se preocupan por el dinero!! AAh y otra cosa, si el doctor le pone un seguimiento a un paciente,con unas tareas o ejercicios..si la monja no lo ve bien,cuando el doctor se va, ya puedes estar atando al paaciente para que esten trankilas las señoritas!(y claro no te despidan por incumplimiento,porque ellas mandan).Así ke la terapia del doctor es nula. me dan ganas de kemarles la CASA PALACIO, que se han costruido a base de injusticias!QUE DIOS SE LO PAGUE!
     
  14. tati

    tati tatikieti

    Registrado:
    1 Mar 2005
    Mensajes:
    4.260
    Me Gusta recibidos:
    3
    Ubicación:
    barcelona
    Es un tipo de salvación contra su verdadero sufrimiento y salvación ante la incomprensión de la sociedad o el resto de la humanidad"sana" o si se puede decir "mentalmente sana".
     
  15. tati

    tati tatikieti

    Registrado:
    1 Mar 2005
    Mensajes:
    4.260
    Me Gusta recibidos:
    3
    Ubicación:
    barcelona
    Estoy deacuerdo que si ke se destrozan vidas con la medicación,pero qué se puede hacer??? No hay intención de costear centros de investigación, y más no les interesa poner terapias a los enfermos ya que lo que dá el dinero es la QUIMICA, la farmacia , los productos!!!!!

    Es una injusticia, pero las cosas en esta vida por desgracia muchas son injustas!
     
  16. Pedro_Alhambra

    Pedro_Alhambra More human than human

    Registrado:
    1 Sep 2005
    Mensajes:
    899
    Me Gusta recibidos:
    9
    Ubicación:
    Madrid
    Con esto pasa como con todo: que priman los intereses de unos pocos y el dinero, beneficiándose de ello unos pocos, y dejando a una gran mayoría de población, sobre todo a la que es diferente, especial, inculta o que no se puede defender, como si fueran zombies. El tema de las drogas en general es muy complejo. A mí nunca me ha gustado la psiquiatría tampoco, me gusta más la filosofía-psicología integral de Wilbert, que la veo más realista.

    http://www.zendodigital.net/boomeritis.htm

    Tanta ****** de pastillas y tal sólo te dejan el cerebro hecho papilla. Lo sé por amigos mios cercanos. Nunca vuelven a ser los mismos, y se hace difícil hablar con ellos.

    A mi lo que no me gusta nada de todo esto es que nos la quieren dar de que todo está evolucionando muy bien, el mundo va fetén, por el camino correcto, y sin embargo no hacemos más que darnos cuenta, día tras día, de que hay que hacer algo ya o se va todo a la ******; pero ellos dale que dale sosteniendo un modelo de mundo insostenible basado en el dinero. Como siempre, hay una especie de tópicos profundos inamovibles, por mucho que la gente diga que es "moderna" o "altruista" o "integradora" o "tolerante", sería bueno si no fuera sólo de cara a la galería en muchos casos. El caso ese de las monjas, de ser cierto (que lo será), sería para denunciarlo, mandar una queja a algún lado más alto que ellas, firmada por mucha gente. Hechos como éste , de éste tipo de tesitura moral, se dan en muchos hospitales. La gente puede llegar a ser muy inhumana, y eso es para mí lo que no es estar sano mentalmente, y sin embargo parece que es lo que se promueve ahora.

    Un saludo.
     
  17. repecho

    repecho Novato

    Registrado:
    24 Mar 2005
    Mensajes:
    1.175
    Me Gusta recibidos:
    0
    Ubicación:
    en er turmale!
    Referente a las monjas en los piquiatricos
    Yo estuve en un psiquiatrico encerrado por desgracia. Y
    ¡¡no hay nada mas incoherente en esta vida que te encierren porque te consideras reencarnacion de jesucristo (algo muy habitual en la esquizofrenia) y te reciban allí las monjas con su bendicion y encima si tu comportamiento crea problemas en el centro te atan de manos y pies a la cama como si se tratara de la cruzificacion.

    Yo tuve esquizofrenia hace quince años. Nunca he aceptado la medicacion todo y que me obligaban a tomarla.
    La psiquiatria es otro tipo de religion y como tal ha de tener sus feligreses. No solo no se acepta la curacion de esta enfermedad porque eso cusetionaria la existencia de la psiquiatria con todo su mercado de farmacos si no que se quiere demostrar que es algo organico.
    El piquiatra y la monja de un centro psiquiatrico, uno inmotizado por su lenguaje y la otra creyendo en sus dioses estan tan enfermos como el paciente. La unica difenrencia es que el paciente a perdido el control de sus delirios porque no encuentra apoyo social. La incomprension, la soledad, el rechazo social enferman ser al humano, pero reparar esto desde la raiz ,mediante la coherencia y el calor humano es algo que dista de la riqueza que ofrecen los mercados farmaceuticos.

    Otro dato interesante, el "haloperidol" se utilizaba en los campos de concentracion nazis como medio para tener robotizados a los recluidos.( en estado límbico).
     
  18. tati

    tati tatikieti

    Registrado:
    1 Mar 2005
    Mensajes:
    4.260
    Me Gusta recibidos:
    3
    Ubicación:
    barcelona
    halopelidol, muy comun en los que tenian esquizofrenia catatonica, en el psiquiatrico, venga sólución condo un paciente se altera halopelidol, contención en la cama y hasta mañana,si señores así de crudo es!
     
  19. retiet

    retiet Baneado

    Registrado:
    23 Nov 2005
    Mensajes:
    2.620
    Me Gusta recibidos:
    0
    Ubicación:
    El barrio de la mina, 2º charco a la izquierda
    uooOOo haloperidol me daban a mi cuando iva a EGB jajajaj me qdaba casi sobao en las clases!!! un sueño q me entraba!!! jurrr :p
     
  20. Adonis

    Adonis El loco de las coles

    Registrado:
    25 Oct 2004
    Mensajes:
    2.153
    Me Gusta recibidos:
    1
    Ubicación:
    A caballo entre Talavera y Madrid
    *****... no tenía ni **** idea de nada de esto... De la realidad que hay detrás de los fármacos, o de las historias que hay tras cada cama de hospital... Hoy el mundo me parece un poquito más negro si cabe.
     

Compartir esta página