1. Este sitio usa cookies. Para continuar usando este sitio, se debe aceptar nuestro uso de cookies. Más información.
  2. Invitado, ¿no puedes iniciar conversaciones privadas? ¿Tu buzón está lleno? Prueba a "abandonar charlas" para liberar espacio de tu buzón .
    Descartar aviso

Mi crónica del Camino de Santiago

Tema en 'Rutas y Quedadas' iniciado por jkntos, 7 Sep 2004.

  1. jkntos

    jkntos me gusta el plasticorro

    Registrado:
    7 Sep 2004
    Mensajes:
    3.075
    Me Gusta recibidos:
    178
    Ubicación:
    de nuevo por la montaña
    EL CAMINO DE SANTIAGO





    Esta aventura empieza cuando digo a los amigos de la bici que quería hacer yo sólo el Camino de Santiago en septiembre. Entonces se les ocurre que ellos también podrían hacerlo. Pero, por motivos de vacaciones, finalmente no podría hacerlo yo sólo en septiembre; mientras que los amigos empiezan a planear hacerlo la primera semana de agosto. La idea va tomando forma y a mi me pica el gusanillo, pensando que más vale hacerlo en compañía que no hacerlo.



    Finalmente, el grupo que nos juntamos para hacer el Camino somos José Ramón, Serafín, Javi Masegosa y yo. A última hora se nos une Víctor Zamora. Con lo que el grupo queda establecido en cinco.



    Ya estaba el grupo hecho, decidimos la fecha y hora de partida y la manera de ir hasta dicho lugar. Saldríamos de Ibi el sábado 31 de agosto de 2004. Aunque en un principio íbamos a ir en tren, a última hora decidimos alquilar una furgoneta, ya que nos nos aseguran que podamos llevar las bicis en el tren. La furgona es una Citroen Berlingo, que aunque está nuevecita, tira menos que el caballo del malo. El lugar de inicio del Camino decidimos que sea León, ya que sólo tenemos una semana para completar la peregrinación, y tampoco queremos darnos muchas palizas.



    Así las cosas, la hora de reunión para partir queda establecida a las 8:30 de la mañana del sábado 31. Pero da la casualidad de que ese viernes eran las cenas de empresa y todos los amigos, menos yo, (el único chico responsable del grupo, jeje) salen de fiesta por la noche. De todas formas somos puntuales y a la hora indicada ya estábamos metiendo las bicis en la furgoneta, todo una odisea, por cierto. Aunque parezca increíble, conseguimos que cupiesen las cinco bicis, con sus 10 ruedas (lógicamente) y las alforjas en el maletero, de manera que los que iban detrás iban bastante cómodos. El conductor, ya se sabe quien sería: el único que no salió por la noche, o sea yo. Una vez todo preparado partimos de Ibi sobre las 9:45. Un poco de retraso, pero buena hora. EMPIEZA LA AVENTURA!!!!



    Una vez pasado Madrid decidimos desviarnos por el puerto de Navacerrada para llegar a Segovia, donde paramos a comer. Mase, José Ramón y yo traíamos comida de casa, pero Sera y Víctor se van a un bar a hacerse un chuletón. Después de un descanso y la foto de rigor en el acueducto de Segovia, reemprendemos la marcha. Vamos por carretera hasta Arévalo donde de nuevo cogemos la autovía para ir ya sin más demora directos hacia León, y es que ya vamos un poco justos de tiempo.



    Finalmente llegamos a León sobre las 19:30. Ahora toca buscar dónde dormir. Encontramos dos albergues, pero uno de ellos (el de las monjas, en el centro de la ciudad) nos dicen que ya está completo. En el otro sí hay sitio, pero nos tocará dormir en el suelo (mal empezamos). Descargamos las bicis y montamos los portabultos. El albergue era un colegio anteriormente y nos dan una habitación donde aún no había nadie. Dejamos todas las cosas y nos vamos a cenar. Pero al llegar sobre la una de la madrugada, cuál es nuestra sorpresa, cuando vemos que había llegado más gente y la habitación estaba llena de gente y todos durmiendo. Y nosotros sin nada preparado. Intentamos hacer el menor ruido posible, pero es imposible y sacando los sacos de dormir despertamos a todo el mundo. Esta es la primera de las trastadas que hacemos. Pues sí que empezamos bien el Camino, jeje.



    A las 6 de la mañana se levantan los peregrinos que van a hacer el Camino a pie, despertándonos a nosotros y vengándose por lo de la noche anterior, y a las 7 ya no queda nadie, sólo nosotros y un par de ciclistas más, que también empezaban el Camino desde León.



    DOMINGO 1 DE AGOSTO DE 2004

    57.33 km en 2h58’ a 19.7 km/h



    Finalmente nos levantamos sobre las 8:00. Yo he dormido muy poco, por no decir nada. Ha salido un muy buen día: soleado y sin viento. Quizá con demasiado calor. Entre el desayuno y que teníamos que colocar las alforjas salimos sobre las 9:30.



    Nos surge un problema: y es, que por equivocación, yo cogía la credencial de mi padre, ya sellada, por lo que decidimos ir al albergue de las monjas, donde nos dicen que allí sí tienen credenciales nuevas. Después de estar media hora dando vueltas por León buscando el albergue, cuando lo encontramos nos dicen que hasta las 11 no lo abren, por lo que decidimos salir y coger mi credencial en Astorga, que es la siguiente localidad de renombre en el Camino.



    De esta manera, emprendemos el Camino a las 10 de la mañana. Un poco tarde, pero no pasa nada, ya que es el primer día y vamos un poco desorientados.



    En un principio transcurrimos por pistas llanas en muy buen estado y carreteras secundarias. Vamos pasando pueblos y llegamos al primer puente: el de Hospital de Órbigo, uno de los más famosos de la ruta jacobea. En el dicen que un caballero retó a cuantos caballeros quisieran luchar con el. Después de 30 días y tras vencer a 300 contrincantes, el caballero marchó en peregrinación a dar gracias al Apóstol.



    En este pueblo paramos a almorzar. Descansamos y reemprendemos la marcha hasta Astorga, donde pararemos a dormir. Llegamos al albergue sobre las 14:00. Hoy sí tenemos camas para dormir (ufff!! Ya estaba yo preocupado por dormir otra vez en el suelo). Lavamos la ropa, nos duchamos y nos vamos al pueblo a comer. Después, una merecida siesta y por la tarde hacemos la visita turística al pueblo visitando su catedral de estilo plateresco.



    Conocemos a dos peregrinos de Bilbao, que vienen en peregrinación desde su pueblo, Muskiz. Y aunque hablamos un rato con ellos, no entablamos demasiada amistad. Días más tarde, nos conocemos mejor y vemos que también son unos personajes muy curiosos, que hacen cierto el dicho ese de que los de Bilbao son muy cabezones.



    Esta ha sido una etapa corta y fácil, tanto técnica como físicamente hablando. Pero nos ha venido bien para ir adaptándonos a la carga que suponen las alforjas (yo no los había gastado nunca). También reseñar que hemos hecho 8 kms más debido a la vuelta que dimos por León.









    LUNES 2 DE AGOSTO DE 2004

    77.1 km en 4h16’ a 18.4km/h



    Nos despertamos a las 7 y está lloviendo. Decidimos levantarnos, preparar las cosas y desayunar y ver si mientras tanto para de llover, ya que parece que se ven claros en el horizonte. Y efectivamente, la lluvia cesa. Así que sobre las 9:30 empezamos la etapa en dirección hacia Rabanal del Camino. Vamos adelantando a todos los que han salido delante de nosotros, tanto peregrinos a pie como en bici. En Rabanal visitamos el albergue de Nuestra Señora del Pilar, que está muy bien para pasar la noche.



    Llegamos a pie de puerto de la cruz de Ferro, donde se puede subir por carretera o por el camino de los peregrinos a pie. Decidimos subir por el camino. Son cerca de 6 kms de escalada, pero lo subimos perfectamente con Mase a la cabeza, yo más atrás y luego Sera, Víctor y José Ramón. Fotos y parada de rigor y empezamos el descenso por el camino también. Casi en el principio del descenso paramos a sellar la credencial en el emblemático albergue de Tomás en el pueblo abandonado de Manjarín. Continuamos la bajada y yo pego un llantazo bastante fuerte pero sin pinchar. Y decidimos salir a la carretera, ya que el descenso tiene mucha piedra suelta y es fácil que tengamos averías mecánicas. A mitad de descenso paramos en el pueblo de El Acebo para almorzar/comer ya que es sobre la una de la tarde y el hambre aprieta. Nos comemos un buen bocata junto a una ración de pulpo y una cerveza y reemprendemos la marcha hacia Ponferrada. Empiezo a tener problemas con las alforjas, ya que me rozan con la rueda. Aminoro la marcha, ya que no encuentro el fallo y en cada bache rozaban alforjas y rueda. Desde Ponferrada hasta Villafranca del Bierzo se hace un poco pesada la etapa, ya que aún quedan unos cuantos repechos y además no voy a gusto debido a la avería de las alforjas.



    Finalmente llegamos a Villafranca del Bierzo, sobre las 16:30, donde haremos noche en el albergue Ave Fénix, construido por Jato, otro personaje emblemático del Camino. Nos duchamos y nos bajamos directos al supermercado del pueblo para comprar la merienda (un buen bocata de pan de nueces con jamón york y queso y fruta de postre). Mientras merendamos tranquilamente sentados en la fuente del pueblo, llega otro carismático peregrino. Se trata Manuel: gaditano afincado en San Sebastián y que viene desde Roncesvalles haciendo etapas de 50-60 kms ¡andando! De hecho, cuando lo vemos todavía iba a hacer 10 kms más hasta el pueblo siguiente (Pereje) y eso que eran sobre las 18:30.



    Terminada la merienda, subimos al albergue a reparar las bicis. La avería de las alforjas era tan simple como que se había perdido el tornillo que las amarra a la puntera del cuadro. Tanto padecer el último tramo, y resulta que era sólo un tornillo. Centramos las ruedas, bastante tocadas debido al descenso de la Cruz de Ferro y descansamos un rato, que la etapa de hoy ha sido dura.







    Por la noche, Jato prepara una Keimada para todos los que estamos en el albergue. Brindamos y alejamos los malos espíritus. Y pasamos un rato divertido. Después de esto nos vamos todos a dormir, que mañana nos espera la ascensión a O Cebreiro.





    MARTES 3 DE AGOSTO DE 2004

    50.86kms en 3h10’ a 16.38km/h



    A las 7:30 nos despertamos. Hemos dormido en una buardilla superpequeña donde teníamos que andar a gatas de lo bajo que era el techo, aunque en colchones. Después del desayuno y los preparativos, salimos a las 8:40. Al principio es todo por carretera y un terreno llano por donde se rueda rápido y fácil. Así hasta llegar al pueblo de Herreria, donde empieza la subida a O Cebreiro. Se trata de una ascensión por una carretera antigua de unos 8 kms de longitud. Yo subo con el plato pequeño todo el rato, aunque en ningún momento tengo que poner el 26 de piñón. Tardo cerca de una hora en subir. Mase iba por delante picándose con uno que no llevaba alforjas y al que finalmente deja tirado (¡cómo anda este muchacho!). Después llego yo, que he subido a ritmo, guardándome siempre un puntito ya que no conocía la subida. Seguidamente llega José Ramón, que casi me coge y finalmente llegan Sera y Víctor, que ha subido un poco tocado. Almorzamos, Mase se da un masaje, sellamos, fotos y hacia el alto del Poio. Hacemos una pequeña bajada por carretera y cogemos un camino para enfilar la subida al Poio. En realidad son unos cuantos repechos bastante empinados con una subida final de medio kilómetro que no podemos hacer montados debido a la pendiente y a que el terreno estaba muy suelto, y con el peso de las alforjas es muy complicado. Nos bebemos una coca cola y empezamos la bajada hacia Triacastela por el camino. Se trata de una pista ancha con mucho polvo y sin ninguna dificultad técnica; sólo algunas curvas cerradas. Mase y Víctor se tiran bastante rápido, mientras que yo voy controlando para que no se me rompan las alforjas, ya que no me dan mucha confianza. Casi al final del descenso José Ramón pincha, lo que aprovecho para hacer unas fotos. Finalmente, y después del descenso divertidísimo llegamos al pueblo de Triacastela, donde encontramos alojamiento en un albergue, que tiene muy buena pinta, por lo que decidimos quedarnos en lugar de avanzar hasta Sarriá como en un principio teníamos pensado. A la postre, fue la elección correcta, ya que al poco tiempo cayó una tromba de agua impresionante.



    Como hemos llegado sobre las 14:00 nos da tiempo a ducharnos, lavar la ropa e ir a comer sin ninguna prisa. Luego, una buena siesta y damos una vuelta por el pueblo. Mase y yo decidimos, que en lugar de cenar en un bar, prepararemos un hervido con un kilo de patatas, 6 zanahorias y una cebolla, a parte de media docena de huevos. En el albergue la gente alucina con nosotros de lo que cuidamos la alimentación (había chicas por allí que no sabían ni cocer pasta). Cenamos con dos parejas de Almería y dos chicas de Murcia con las que ya habíamos coincidido la noche anterior, pero que conocemos hoy. Pasamos una divertida velada contando las aventuras que nos han pasado hasta el momento.



    En definitiva, ha sido la jornada más divertida hasta el momento y para nada se nos ha hecho dura, ya que en el puerto hemos subido sin forzar y la bajada era muy larga y divertida, a parte de haber hecho pocos kilómetros.



    Mencionar que en el albergue municipal, donde habían puesto tiendas de campaña, todo el mundo sale embarrado y calado hasta los huesos, debido a la tormenta que he mencionado antes. Nosotros tuvimos suerte de encontrar el albergue privado y quedarnos allí.



    La nota negativa es que pierdo la tarjeta de memoria de la cámara donde tenía almacenadas las fotos de los tres primeros días. Una razón más para repetir el año que viene y rehacer las fotos perdidas.





    MIÉRCOLES 4 DE AGOSTO DE 2004

    91.52 kms en 5h12’ a 17.94km/h



    Hoy el día amanece bastante encapotado y amenazante de lluvia; de hecho están cayendo unas finas gotas. De todas formas decidimos salir sobre las 9:00, y poco a poco parece que vaya aclarando, hasta que una vez que llegamos a Samos, todo por carreteras viejas, para de llover por completo y parece que empiece a salir el sol. Sellamos en el monasterio y reanudamos la marcha hasta llegar a Sarriá donde paramos a almorzar. Nos reencontramos con las dos parejas de Almería. Almorzamos juntos pero cada uno sale a su marcha.



    A partir de Sarria cogemos de nuevo caminos de tierra y ya empieza a notarse la aglomeración de gente. Mase y yo tiramos a buen ritmo, mientras que Sera, José Ramón y Víctor se quedan un poco rezagados. Vamos así hasta que nos encontramos con la gente de Ibi. Han salido cerca de 180 personas y paramos a hablar con algunos conocidos. De nuevo nos reagrupamos y continuamos la marcha. Y en Portomarín, ¡sorpresa! Encontramos a los dos de Muskiz que estaban haciéndose unas fotos. Nos hacemos unas fotos con ellos y nos separamos, ya que los de Muskiz quieren ver el pueblo y nosotros vamos un poco justos de tiempo pensando en coger cama para dormir.



    Llegamos hasta Palas de Rei, donde teníamos pensado hacer noche, pero están todos los albergues al completo y había que dormir en el polideportivo, que estaba bastante alejado del pueblo. Por lo que decidimos, que ya que nos tocará dormir en el suelo, avancemos 15 kms hasta Melide por la carretera para así el día siguiente hacer menos quilómetros. Víctor va un poco justo y vamos tirando José Ramón y yo principalmente.



    Finalmente llegamos a Melide sobre las 16:00 horas y nos tocará dormir en el suelo en un pabellón donde esperan a cerca de 600 personas de Alicante. Después de ducharnos nos vamos al Restaurante Ezequiel, famoso por el pulpo a la gallega que cocinan, que por cierto, realmente está buenísimo.



    Para cenar nos juntamos con los dos de Muskiz y otro hombre que va solo y es de Madrid, al que conocemos esa misma tarde.





    JUEVES 5 DE AGOSTO DE 2004

    57.8kms en 3h18’ a 17.75km/h



    Hoy será la última etapa del Camino que nos conduce a Santiago. Es el día que más temprano salimos: sobre las 8:15; debido a que el grupo de 500 personas que había hace demasiado alboroto como para poder continuar durmiendo. El día amanece un poco nublado, aunque sin amenaza de lluvia, pero un poco fresco. Emprendemos el camino por bonitos paisajes de bosques muy frondosos que apenas dejan pasar la luz. Empezamos a un buen ritmo, ya que no hay mucha gente y podemos rodar con facilidad. Pero a partir de las 9:30 de la mañana, más o menos, la multitud de gente empieza a ser excesiva hasta el punto de tener que parar en muchos sitios hasta que nos hagan hueco para pasar. Hay muchos grupos de colegios que invaden el Camino de manera indiscriminada, haciendo que se pierda la esencia del peregrino solitario y fatigado. La aglomeración de gente es tal, que una vez reanudada la marcha después de parar a almorzar decidimos continuar por la carretera general, ya que los caminos son inpracticables



    Estamos llegando a Santiago, pero antes de emprender la última ascensión al Monte do Gozo, decidimos pasar por el aeropuerto para ver de qué manera volveremos a casa. Una vez solucionado el tema de la vuelta, reemprendemos la marcha, pero esta vez José Ramón y yo solos, ya que los otros 3 han alquilado una furgoneta y bajarán con ella hasta Santiago. El tiempo a empeorado y al salir del aeropuerto está lloviendo ligeramente y hace bastante frío. Nos hacemos rápidamente la foto de rigor en el Monte do Gozo y directos hacia Santiago antes de que apriete más la lluvia.



    Finalmente llegamos a la plaza del Obradorio donde de nuevo nos juntamos los cinco compañeros. Parece que deja de llover y que el tiempo nos va a respetar este último día de peregrinación. Hemos terminado la peregrinación a Santiago. Aunque la sensación que uno tiene en el cuerpo no es esa. Quizá por la multitud de gente que hay en Santiago, o porque tenemos que buscar dónde dormir o no se porqué exactamente; pero no tengo la sensación de haber terminado el Camino.



    Por fin encontramos un hostal muy céntrico donde dormir, nos arreglamos y salimos a comer. Ya parece que el estrés por ver cómo volvemos, y donde dormir queda olvidado y pasamos a relajarnos y a disfrutar de una buena comida.



    Por la tarde queremos sacar la compostela, pero las colas son de más de dos horas y media, por lo que decidimos dormir la siesta. Después yo me despierto antes que el resto de nosotros y bajo sólo a dar un vuelta por Santiago, con la suerte de encontrarme a los amigos de Muskiz en la cola de la compostela y a punto de entrar, por lo que no tengo que esperar prácticamente nada de tiempo para conseguir mi compostela. Menos mal, porque finalmente soy el único que la consigue, ya que mis amigos, debido a las colas y a que les da un poco igual, deciden no sacarla.



    Después, entro a visitar la catedral, ya que a la misa del peregrino no he podido entrar de la cantidad de gente que había. Es aquí cuando al entrar en una pequeña capilla dentro de la catedral, realmente siento que se ha terminado la peregrinación a Santiago. Es entonces cuando siento la magia del Camino, es algo indescriptible y que te hace sentir lleno de vitalidad y energía. No es necesario dar el abrazo al Santo o hacer otros ritos preestablecidos, donde se aglomera la gente (devota o no); para sentir la grandeza del Camino.



    Finalmente, por la noche nos juntamos todos los amigos que nos hemos hecho durante el Camino: las dos parejas de Almería, los dos chavales de Madrid, otros dos de Barcelona, dos chicas de Murcia, Manuel de Cádiz, Antonio de Madrid y nosotros cinco. Salimos por la noche a tomar unas copas y a celebrar la finalización de la peregrinación.





    Y esta ha sido la crónica de mi primera peregrinación a Santiago. Realmente es una experiencia muy buena donde el compañerismo y la amistad es lo que más abunda. Cada día hacíamos nuevos amigos. Y cada día conocías un personaje más sorprendente que el del día anterior. Que si uno que va de Roncesvalles a Santiago andando en 16 días. Que si dos vascos que prácticamente no han cogido una bici en su vida son capaces de hacer 70 y 80 kms todos los días. Un alemán que lleva dos años con su bici y ha pasado por Italia, Francia e infinidad de lugares más. Y así un sinfín de magníficas personas.



    Y aunque los lugares por los que discurre el Camino no sean los más bonitos, ni los más divertidos para rodar con tu mountain bike, sí es verdad que hay algo que te atrae y que te incita a tener que repetirlo en cada ocasión que se te presente. Y cada vez hacerlo de una manera distinta; solo o acompañado, andando o en bici, rápido o despacio, ... El Camino te atrapa y te vincula de tal manera, que ya nunca podrás olvidarlo.
     
  2. robert

    robert Miembro

    Registrado:
    17 Jun 2004
    Mensajes:
    411
    Me Gusta recibidos:
    1
    Ubicación:
    Golmes ( Lleida )
    Felicidades por la cronica.
     
  3. SERGIO

    SERGIO Miembro activo

    Registrado:
    17 Jun 2004
    Mensajes:
    1.158
    Me Gusta recibidos:
    0
    mu wena la cronica, pero 4 fotos lo habrian bordado
     
  4. Mtbike

    Mtbike Miembro Reconocido

    Registrado:
    19 Jun 2004
    Mensajes:
    5.548
    Me Gusta recibidos:
    46
    Ubicación:
    Bràfim City "El pueblo sin ley" (Tarragona)
    Si estoy ocn Sergio alguna fotito genial... pero vamos que un Camino apasionante!!
     
  5. Paco R

    Paco R Miembro activo

    Registrado:
    23 Ago 2004
    Mensajes:
    2.741
    Me Gusta recibidos:
    0
    La crónica es muy completa. Para cuando el "dossier fotográfico"?

    Saludos!
     
  6. Africa

    Africa Dama de las naranjitas

    Registrado:
    17 Jun 2004
    Mensajes:
    2.954
    Me Gusta recibidos:
    2
    Ubicación:
    De aquín para allín
    Que chulo!!!!!!!!!...queremos fotos :mrgreen:
     
  7. junkhead

    junkhead passista

    Registrado:
    17 Jun 2004
    Mensajes:
    1.895
    Me Gusta recibidos:
    2
    Ubicación:
    xBilbaox
    Fotos!!
     
  8. jkntos

    jkntos me gusta el plasticorro

    Registrado:
    7 Sep 2004
    Mensajes:
    3.075
    Me Gusta recibidos:
    178
    Ubicación:
    de nuevo por la montaña
    A lo largo de la mañana las mando.

    Me alegro que os haya gustado. Todas las noches antes de acostarme apuntaba lo más importante que me había pasado, y luego, al llegar a casa le di forma a mis apuntes.

    saludotes
     
  9. klein

    klein Old School Team

    Registrado:
    20 Jul 2004
    Mensajes:
    474
    Me Gusta recibidos:
    1
    Ubicación:
    Cervelló (Barcelona)
    Yo tb realice el camino, en el anterior año compostelano, junto a un buen amigo. Recorrimos la distancia que hay entre Roncesvalles y Santiago en 10 dias. El paisaje espectacular, la gente maravillosa y bueno lo mejor és la cantidad de gente que puedes llegar a conocer.
    Un saludo.
     
  10. Eros

    Eros Señor del Amor

    Registrado:
    28 Ago 2004
    Mensajes:
    5.843
    Me Gusta recibidos:
    9
    Enhorabuena por tu gesta Jkntos, un abrazo muy fuerte desde Teruel... Eros
     
  11. marichus

    marichus Miembro

    Registrado:
    27 May 2005
    Mensajes:
    624
    Me Gusta recibidos:
    0
    eso eso fotos!!:D
    saludetes!;)
     
  12. boby2003

    boby2003 -no me duele na . jaaaaaa

    Registrado:
    17 Jun 2004
    Mensajes:
    1.121
    Me Gusta recibidos:
    0
    Ubicación:
    en un lugar del sur de españa
    hola

    muy buesna cronica.
    ahora faltan las fotos.

    un saludo
     

Compartir esta página