Prueba Garmin Edge 1000 | Todo iba bien...

Tema en 'GPS' iniciado por Borjilla, 12 Ago 2019.

  1. Borjilla

    Borjilla Cyclo-x Men y+

    Registrado:
    23 Jul 2004
    Mensajes:
    2.439
    Me Gusta recibidos:
    131
    Ubicación:
    Oviedo
    Strava:
    [​IMG]

    No es el último modelo de Garmin, pero durante varios años, el Garmin Edge 1000, ha sido el primer espada de la firma en cuanto a GPS para ciclismo se refiere. Es probable que lo encuentres con cierto descuento en tiendas online, pero su precio oficial en la tienda de Garmin es de 609€ si eliges la versión pack o de 549€ si eliges sólo el dispositivo.

    Mi experiencia con el Garmin Edge 1000
    Llevo más de 3 años con el aparatito y hasta hace unos meses estaba muy contento con él. Quizá tenga un precio elevado para llevarlo a la ligera por el monte, pero por ahora, toco madera, no he tenido ningún percance. Es un monstruo que tiene cientos de menús, aplicaciones y posibilidades, por tanto si eres un friki de la tecnología y el ciclismo, el Garmin Edge 1000 es para ti. Mi experiencia era tan buena que solamente lo hubiera cambiado por uno en concreto, el Garmin Edge 1030, pero mi idea ha cambiado radicalmente.

    Empezando a utilizar el Garmin EDGE 1000. Primeros pasos
    Lo primero que piensas cuando abres la caja es ¡Wuau! Menudo aparato. La verdad es que el primer impacto es muy potente y cuando lo presentas en el soporte, parece que llevases un iPhone sobre el manillar. La verdad es que queda muy bien sobre la bici, especialmente si lo llevas en un soporte adelantado y no en el propio que trae Garmin. A mí, personalmente, llevarlo sobre la potencia o hacia delante pero inclinado como si fuese un TPV, no me gusta. Lo veo antiestético y horroroso vaya..Cuestión de gustos. Ride & Style.

    Cómo no encontraba ningún soporte para el Garmin que fuese adelantado y por debajo del manillar, me tuve que tirar a un K – Edge, que de aquella, cuando lo compré, era de los pocos que había con este sistema y me soplaron la friolera de 50€. Locura máxima. Ahora ya hay otras marcas como Rotor que han sacado algo parecido. El problema es que va muy expuesto con lo que en caso de caída puede sufrir más que llevándolo sobre la potencia. Yo por si acaso, siempre lo llevo fijado al manillar con la cinta de seguridad elástica que trae la caja.

    Una vez montado, lo enciendes y te das cuenta de que ¡el color existe! Como cuando cambiaste de la Game Boy normal a la Game Boy Color. Muy flipante, por el tamaño, por ser táctil, por el color, los iconos etc.

    Una vez creados diferentes perfiles Carretera / MTB / Rodillo lo pones en marcha y empiezas a pensar…¿Sensor de cadencia? ¿No trae? ¿Y la cinta para el pulsómetro? Empieza la fiesta.

    No es sólo el terminal
    Si quieres el sensor de cadencia, el del pulso y el de velocidad necesitarás comprarlo a parte. Hay un bundle en Amazon que sale por 55 euros (cadencia y velocidad) a lo que deberás añadirle otros 40 de la cinta. Es decir, ahora tienes que hacer bien los números para ver si merece más la pena comprarlo suelto o con el pack completo. Yo lo compré con el pack completo. Así te evitas sorpresas desagradables cuando eres impaciente como yo y quieres estrenarlo ya.

    El sensor de velocidad es probable que no lo necesites, porque ya te marcará la velocidad y los kilómetros con la señal GPS. Yo solamente lo utilizo cuando hago rodillo.

    Sin duda, lo que más me flipó fue la pantalla en color con los mapas. Muy similar a un Google Maps de turno. Hasta que murió…

    Funciones especiales
    En mi caso particular lo llevo conectado con el teléfono móvil y Strava. Esto hace que pueda ir viendo los KOM’s en directo, las llamadas y mensajes entrantes en la propia pantalla del Garmin y una función muy útil: Cuando llego a casa y lo paro, automáticamente sube la ruta a Garmin Connect y a mi cuenta de Strava.

    Quizá otra de las funcionalidades que más me impactó fue el Virtual Partner. Se trata de un ciclista virtual que puedes ser tú mismo o el mejor KOM de un segmento en concreto, con lo que para intentar batirse a uno mismo o al KOM no deja de ser una buena herramienta. Llevo además activado el Grouptrack, con lo que cuando algún compañero de grupetta enciende su Garmin y empieza a rodar, en mi pantalla aparece un icono, la situación, su nombre, velocidad y distancia con respecto a mi posición.

    Además, lo llevo emparejado con el Di2 de Shimano, donde me informa en tiempo real de la batería del grupo y la marcha engranada en ese momento. Quizá es un poco más lioso de emparejar en mtb cuando tienes un único plato, pero una vez configurado, todo va como la seda.

    La función más útil
    Livetrack. Esto es lo mejor de lo mejor en cuanto a seguridad ciclista se refiere. Con el Livetrack de Garmin puedes emitir una señal en tiempo real vía GPS que avise a las personas que tú quieras mediante un email. Y además, que esta señal permanezca durante 24 horas. De modo que, cuando sales a rodar y le das al PLAY, un email avisa a tus familiares para que puedan tenerte localizado en todo momento. Informa con un google maps en tiempo real. Esto es increíble, especialmente cuando sales sólo. Para mí, sólo esto vale su precio. Sí, ya sé que hay aplicaciones de móvil que lo hacen y son gratis.

    Por último, no te olvides de comprar un kit de protección para tu Garmin compuesto de cristal templado y funda de goma. Es la única manera de salvaguardar y mantener en buen estado un apartado tan genial como el Garmin Edge 1000.

    Por qué me ha defraudado
    Un problema recurrente que le encuentro es que la cinta de Garmin dura poquísimo. En mi caso, entre pilas y defectos de la cinta, llevaré más de 3 en los últimos años, es decir, toca a una por año con suerte. Empieza a fallar, a no enviar la señal y la verdad es un auténtico rollo porque la dichosa cinta vale 40 euros. Esto es casi lo de menos, porque todo eran maravillas hasta hace un par de meses (justo a los 3 años de antigüedad) cuando la pantalla murió.

    No es que haya dejado de funcionar ni se haya roto, es que ha salido el famoso #halo de Garmin. Una especie de mancha en el medio de la pantalla, como si se hubiera derretido, que hace que no puedas ver bien los datos, el mapa y todo lo demás. Esto no sólo me ha pasado a mí, le ha pasado a multitud de compañeros con el Garmin EDGE 1030 a las pocas semanas de comprarlo.

    Tras intercambiar correos con el servicio técnico en España, me han dado una solución: Enviarlo a reparar y pagar la friolera de 220 euros + portes a mi cargo. Muy bien, lo seguiré utilizando hasta que muera y lo tiraré a la basura. Os dejo la foto real:

    [​IMG]

    No entiendo cómo hay marcas premium, de gama alta, que venden productos a unos precios muy elevados y cuando hay algún problema: Adiós muy buenas. Me da rabia porque realmente el producto y la marca me gusta mucho e incluso había pensado en cambiarlo por el Garmin 1030, pero siento que se están riendo de mí. ¿220 euros por cambiar una pantalla? Pero si vale 399€ el Garmin 830 nuevo…en fin. Creo que habría otras soluciones intermedias y no hablo de que me lo cambien en garantía, pero el precio me parece desorbitado cuando la pantalla de un Iphone 8 vale 150€ en el servicio técnico oficial.

    Un abrazo fuerte,

    Borja
    Ride & Style
     
  2. Pachi.

    Pachi. Miembro Reconocido

    Registrado:
    29 Abr 2012
    Mensajes:
    1.493
    Me Gusta recibidos:
    187
    Ubicación:
    Los Rosales, Coruña
    Eso no es "el famoso halo de Garmin"
     
  3. luygy

    luygy Miembro activo

    Registrado:
    20 Ago 2014
    Mensajes:
    254
    Me Gusta recibidos:
    35
    Ubicación:
    España
    Yo comparía una pantalla y se la pondría. Por internet las puedes encontrar por unos 75€. Si prefieres algo de fiar en la casa del gps la tienes por 150
     
    • Me Gusta Me Gusta x 1
  4. Borjilla

    Borjilla Cyclo-x Men y+

    Registrado:
    23 Jul 2004
    Mensajes:
    2.439
    Me Gusta recibidos:
    131
    Ubicación:
    Oviedo
    Strava:
    Precisamente estaba mirando un tutorial, os lo dejo:



    Abrazo!
     

Compartir esta página